La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Los Reyes Magos no existen y la igualdad laboral tampoco

| 28 Mayo, 2013 | 16 Comentarios

discriminacion laboral igualdadDigan lo que digan la igualdad laboral entre hombres y mujeres no existe. Esto no lo he descubierto ahora, en realidad lo se desde hace varios años. Y es que la sombra de discriminación laboral es como llevar una bomba de relojería dentro del bolso. Al principio no dejas de oír un “tic-tac” sospechoso pero no eres plenamente consciente hasta que te estalla en la cara.

Hace unos años yo era una jovencita muy trabajadora y poco idealista pero sin embargo llena de sueños, o quizá debería decir de ambición. No en el sentido de ambición económica o de codicia, sino más bien en el sentido de ambición profesional. Después de tantos años de estudio y de prácticas no remuneradas estaba deseando salir al mundo y demostrar cuanto valía. Y lo que es peor, estaba convencida de que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Los primeros años fueron realmente buenos. Empecé a trabajar en una empresa pequeñita, muy cerca de mi casa, en la que me sentía muy cómoda a nivel personal y muy bien considerada a nivel profesional. Los proyectos que hacíamos me encantaban y aprendí muchísimo durante esos años.

Pero llegó un momento en el que sentí que tocaba techo y decidí cambiarme a una empresa más grande para tener la oportunidad de participar en distintos proyectos de mayor envergadura y ampliar mis posibilidades de mejora. Todo seguía yendo muy bien. Me gustaban mucho los proyectos en los que participaba, a nivel personal me sentía a gusto, tenía un horario relativamente flexible (aunque le dedicaba muchísimas horas al trabajo), recibía formación periódica pagada por la empresa y tenía un buen sueldo. Me esforcé mucho, muchísimo, y pronto mis esfuerzos se vieron recompensados con una mejora económica y profesional. Toda una rareza en el mercado laboral español, incluso en teniendo en cuenta el periodo de bonanza en el que nos encontrábamos (por cierto, la empresa era española).

Y entonces decidí tener un hijo. Me costó casi un año tomar la decisión. Por supuesto era feliz pero no idiota, así que mantuve el secreto escrupulosamente y no le dije nada a nadie. Me aterrorizaban las consecuencias que podía tener dicha decisión en mi trabajo, e incluso en algunos momentos llegué a sentirme culpable por la faena que estaba a punto de hacerle a mi empresa. Pero las ganas de ser madre eran mucho más fuertes que mis miedos así que decidí seguir adelante con mis planes.

"Por supuesto este no es un caso de discriminación sexual. Simplemente usted no es el hombre adecuado para este puesto.

“Por supuesto este no es un caso de discriminación sexual. Simplemente usted no es el hombre adecuado para este puesto.

Pronto me quedé embarazada, aunque por desgracia el embarazo no salió adelante, tal y como os conté en este post. No me quise coger ni un solo día de baja médica para no tener que dar explicaciones. Pero a pesar de que guardé un silencio absoluto alguien se enteró por casualidad y un mes más tarde decidieron prescindir de mis servicios alegando que mi rendimiento había decrecido y que era una de las empleadas más caras del departamento.

Fue lo suficientemente estúpida para creer que era cierto. Me fui a mi casa por la puerta de atrás, con la cabeza gacha, la autoestima hecha pedazos y enfadadísima conmigo misma. ¿Cómo había sido tan idiota de desaprovechar una oportunidad semejante? Lloré sin parar y me odié a mi misma durante un día entero. Me sentía terriblemente humillada pero me lo merecía, al fin y al cabo, a pesar de todos mis esfuerzos, había fracaso al intentar que mis circunstancias personales no afectasen a mi rendimiento y eso me convertía en una profesional bastante mediocre.

Siempre que se cierra una puerta se abre una ventana y pronto me enteré de la verdad. Dicen que el peor enemigo de una mujer es otra mujer y en este caso se cumplió esa máxima. Me encantaría entrar en más detalles pero no quiero comprometer a nadie.

Una mujer amargada, sin pareja ni familia, ni ningún tipo de vida personal más allá del trabajo decidió que una empleada que deseaba quedarse embarazada no era un activo interesante de mantener en la empresa. Y esa decisión de tener un hijo hizo que desapareciesen de un plumazo todas mis buenas referencias profesionales.

No sirvieron de nada todas esas horas extra no remuneradas que regalé a la empresa tan alegremente ni todas esas noches acabando informes a las tres de la mañana. Nadie tuvo en cuenta mi disponibilidad absoluta para el trabajo, incluso en vacaciones o estando mi madre ingresada en el hospital por un cáncer. A nadie le importó mi permanente predisposición hacia cualquier tipo de tarea voluntaria así como a encabezar todo tipo de iniciativas favorables para la empresa aunque estas fueran completamente ajenas a mi puesto.

Había pasado de empleada con futuro a futura madre indeseable, y nada de lo que hubiese hecho en el pasado o pudiese hacer en el futuro podía cambiar eso. Mi recientemente estrenado estatus de madre potencial había destrozado todos mis sueños.

Y así es como un aciago día de julio me enteré de que la igualdad no existe y, aunque parezca irónico, me empecé a sentir más estúpida todavía. Ni iba a tener un hijo ni tenía trabajo ni forma de reclamar nada por la vía legal (ya que no había forma de probar que la empresa conocía mi embarazo). También me sentí estúpida por todas las veces que me había roto la cabeza pensando en como iba a organizarme con el bebé para que afectase a mi trabajo lo menos posible (incluso estaba dispuesta a compartir mi baja maternal con el padre para reincorporarme antes).

Pero con el tiempo pasé de sentirme estúpida a sentirme más libre. A partir de ahora me guardaría toda mi lealtad para mi misma. Se acabaron las horas extra gratuitas y cualquier otro tipo de concesiones que a la hora de la verdad nadie sabe agradecer. Aprendí que en España, por desgracia, a veces hay que elegir y, puestos en esa tesitura el día que llegara ese momento elegiría a mis hijos. Poco a poco mi visión de la maternidad fue cambiando.

En menos de dos meses ya volvía a tener trabajo. Recuerdo que en una de las entrevistas de trabajo que realicé en ese tiempo la responsable de Recursos Humanos me preguntó de forma directa si convivía con mi pareja y si a mi edad no me planteaba ser madre en un futuro próximo. A pesar de estar tratando de lograr quedarme embarazada en ese mismo momento le miré con una fingida cara de sorpresa y emití una sonora carcajada. “¿Tener hijos ahora?”, le respondí falsamente sorprendida, “es que ni me lo planteo la verdad, soy demasiado joven. Vuelve a preguntármelo dentro de diez años.” Dado que la pregunta en sí misma es completamente ilegal en ningún momento me vi en la obligación de decir la verdad. ¿Acaso las empresas no nos mienten a nosotros continuamente? Por supuesto me dieron el trabajo, aunque acabé aceptando otra oferta con mejores condiciones.

En cuanto a mi particular Cruella de Ville, por lo poco que se de ella sigue sin tener esa familia que decía que ansiaba crear, tuvo algún conflicto en la empresa e incluso algún problema de salud (probablemente acabaría intoxicada por su propio veneno). En esta vida todo vuelve.

discriminacion laboral igualdad2Pero no os equivoquéis porque no le odio en absoluto. En realidad me dan hasta ganas de darle las gracias porque esa experiencia no sólo ha cambiado mi concepto del trabajo sino incluso mi forma de ver la vida y la maternidad. He aprendido a hacerme valer y a valorarme por lo que realmente soy. Dejé de escuchar tanto a mi cabeza y aprendí a escuchar mi instinto. Mirando en mi interior descubrí que ese no era el tipo de maternidad que deseaba. Y después de comprobar que, por mucho que te esfuerces, no hay ningún trabajo seguro me siento mucho más libre a la hora de tomar decisiones. Llegado el momento me atreví a dejar de trabajar durante un tiempo para disfrutar plenamente de mis hijos fuesen cuales fuesen las consecuencias a nivel laboral. Si no hubiera pasado esto jamás me hubiera atrevido a hacer algo así.

En definitiva, es una experiencia que me ha espabilado, me ha humanizado y me ha hecho darme cuenta que algo tan obvio como que el trabajo no da la felicidad. En esta vida no hay un solo camino correcto sino un mundo de posibilidades. La felicidad está en nosotros mismos, ni más ni menos, y es nuestra obligación para con nosotros mismos buscarla y alcanzarla. Y a quien no le guste que no mire.

 

También te puede interesar

¡Feliz cumpleaños, hermana melliza!

¡Feliz cumpleaños, hermana melliza!

Cuando digo que estoy rodeada de gemelos y mellizos... ¡No exagero! La última persona que "salió del armario" fue Juan Carlos, la persona de soporte de Phil & Teds que se encarga...Seguir leyendo →
¿Sabías que...? Gemelos y mellizos son más longevos

¿Sabías que...? Gemelos y mellizos son más longevos

Los gemelos y mellizos son más longevos que la población general, según un estudio publicado en PLOS ONE en el mes de mayo. El motivo, completamente ajeno a cualquier consideración...Seguir leyendo →
Nueva edición del Gran Libro de los Gemelos 2016

Nueva edición del Gran Libro de los Gemelos 2016

Con mucho cariño hoy os queremos presentar la nueva edición 2016 del Gran Libro de los Gemelos, escrito por nuestra amiga Coks Feenstra, acompañado de una pequeña promo para animaros...Seguir leyendo →
Manualidades de Pascua  y concurso de Barbie Dreamtopia

Manualidades de Pascua y concurso de Barbie Dreamtopia

Hoy seguimos hablando de niños y creatividad, con una propuesta de manualidades de Pascua para pasar un buen rato en familia estos días, una película que nos ha encantado y...Seguir leyendo →
¿Sabías que...? Se conciben más mellizos en verano

¿Sabías que...? Se conciben más mellizos en verano

El fenómeno de los gemelos y mellizos está lleno de circunstancias que nunca dejan de sorprendernos. Hoy retomamos la sección de curiosidades con una teoría bastante interesante: Parece ser que en...Seguir leyendo →
Gemelos y depresión postparto: Mi experiencia

Gemelos y depresión postparto: Mi experiencia

"Muy buenas a todos y a todas, es para mí un placer contar mi experiencia con gemelos y depresión postparto en este magnífico sitio. Creo que mi historia puede ayudar...Seguir leyendo →
Lo que siempre quisiste saber sobre gemelos (escrito por una gemela)

Lo que siempre quisiste saber sobre gemelos (escrito por una gemela)

¿Cómo es ser gemelo visto desde dentro? En el post de hoy os traduzco un artículo muy interesante en el que una hermana gemela derriba algunos mitos y creencias en...Seguir leyendo →
La importancia de pasar tiempo con nuestras hijas (y sorteo Barbie Dreamtopia)

La importancia de pasar tiempo con nuestras hijas (y sorteo Barbie Dreamtopia)

¿Por qué pasamos tiempo con los hijos? Pues, evidentemente... ¡Porque nos encanta! Y es que las madres somos bombas andantes de oxitocina, y la ciencia ha demostrado que incluso en...Seguir leyendo →

Sobre la autora Somos Multiples

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores.

Etiquetas: , , , , , , ,

Categoría: Maternidad

Comentarios (16)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

Webs que enlazan a este post

  1. Lo que la maternidad se llevó (y aún no me ha devuelto) - Somos Múltiples | 19 Noviembre, 2013
  1. M Paz Sanchez via Facebook dice:

    A mi tambien me despidieron y luego me han tenido que aguantar dos bajas de maternidad y dos excedencias de un año cada una…. Por listos!

  2. Ay M Paz lo que se aprende con estas cosas eh?

  3. M Paz Sanchez via Facebook dice:

    Y que lo digas….

  4. 1MamaPara2 dice:

    Como me suena todo lo que cuentas en este post! A mi una vez en una entrevista me preguntaros que si la maternidad estaba entre mis planes a corto plazo y muy seria respondi que no consideraba q esa información fuera relevante para el puesto, aun recuerdo la cara roja como un tomate del encargado de hacerme la entrevista, es muy injusto pero hoy en dia un hombre vale mas que una mujer a nivel laboral

  5. Sobre las excedencias, ¿alguien tiene idea de si al tener mellizos hay derecho a más de un año con reserva de puesto? Sé que al ser familia numerosa, son 15 meses, pero sobre los mellizos no consigo encontrar nada. ¡Gracias!

  6. Buff… ni una, ni dos, ni tres veces he escuchado esa pregunta en una entrevista de trabajo… de hecho me la han hecho en todas! Y eso que es ilegal, que manda huevos la legalidad en este país… mi respuesta siempre era negativa, no tengo por qué decir nada a la hora de contratarme. Verlo con mis propios ojos hizo que fuera consciente de las diferencias que existen entre hombres y mujeres… son reales, no estadísticas, hazte a la idea… Ahora el problema es el siguiente, cómo nos ganamos la vida con múltiples? Pues ahora tengo la gran suerte de que donde trabajo son muy respetuosos con las embarazadas, y les dan toda la ayuda que pueden, cobramos lo mismo que los hombres… Pero sólo ha sido suerte… otras no la han tenido! A mi prima, a la que cuando contrataron preguntaron: cuándo puedes empezar, te queremos ya! Cuando dijo que se quedó embarazada, justo antes de la renovación, porque ella es muy legal, no le renovaron… la única de su equipo… casualidad? Creo que lo último que le habían dicho era que estaban encantados con su rendimiento, con su formación… pero no con bebés en camino… que cuando diera a luz y pasara la baja volviera a hablar con ellos…

  7. Maguie dice:

    Ahhhh sumamente identificada!! Pero saben que, el tener vidas humanas en tu panza vale más que cualquier trabajo!! Estoy orgullosa de mi como mama, mujer y trabajadora, pero siempre mi prioridad serán mis hijos!!

  8. Lo que mas entristece es la poca solidaridad de genero que hay (miles de cruelas de ville dando vueltas)y, saber que en donde mas aparece la discriminacion es intragenero. Es una pena, si hubiera un poco mas de corporativismo entre mujeres tal vez no estariamos tan debilitadas en muchas esferas. Saludos!

  9. ijeron que no pordian pagarme mas asi que la pas rrrrreeeeeeeeee mmmmmmaaaaaaaaaaallllllllll sobre todo porque soy madre soltera !!!!pero gracias a dios saliendo adelante

  10. Lucia David via Facebook dice:

    a mi me dspidieron justo dos dias antes d cnfirmar mi embarazo ya k fue x fiv mmm k casualidad no????jejeje
    y k injusticia
    alegando tb bajada de mi rendimiento en fin … ke farem

  11. anya dice:

    Yo ahora de baja por embarazo ectopico y quiero volver a intentarlo, tal vez estoy loca pero es lo que más deseo.

  12. Pues yo fui la idiota que sí comunicó el embarazo antes de tiempo guiándome por la confianza que me había otorgado tres años de trabajo en un equipo pequeño y de mujeres, y amparada por las promesas y comentarios de apoyo de la jefa. Y un día antes de incorporarme de nuevo tras el parón de vacaciones (contrato fijo discontinuo y con el embarazo notificado pero sin modo de probarlo), me dijeron que no fuera a la oficina porque la empresa no iba a asumir mi embarazo. Así de tajante. En fin… Este tema me tiene afectada, la verdad, pero después de leerte enfrento la situación desde otra perspectiva. Un abrazo!

  13. Ya conoces mi experiencia personal de hace unos días, muy similar a la tuya si no fuera porque tuve más suerte y mi bichilla sí nació. Realmente esas jefas no se merecen el esfuerzo que hacemos como profesionales y creo que después de todo lo mejor que nos puede pasar es que nos hayan forzado a poner tierra de por medio. Ya habrá nuevas oportunidades pero renunciar a la crianza de los hijos por seguir a las órdenes de semejante déspota, no merece la pena.

  14. Cels dice:

    A mi la verdad es q la empresa me aguantó una baja de un año,(estuve todo el embarazo de baja) pero a la vuelta con la jornada reducida es otro cantar,en fin a ver por donde truena esto

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo