La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

La lucha de mi bebé recién nacido contra la meningitis

“Soy mamá de Morena (9 años), Lola (6 años) y Ciro y Bruno, mis gemelos, que están a punto de cumplir el año. Transité un embarazo gemelar dentro de todo bueno, sacando la angustia que pasé debido a una enfermedad de mi papá.

A las 9 semanas por una eco de emergencia nos enteramos que venían gemelos. No fue una gran sorpresa para mí, ya que desde que me enteré de que estaba embarazada sospeché que adentro mío había más de uno.

Mis gemelos nacieron a las 36 semanas. Fue un parto hermoso, el primer bebé nació de forma natural y el segundo por cesárea de emergencia ya que atascó su bracito y luego de 20 minutos de intentar sacarlo, se decidió hacer la cesárea. Los gorditos pesaron 2,710kg y 2,610. Nacieron súper sanitos así que a los tres días nos fuimos a casa.

A los 4 días de nacidos, un día después de recibir el alta, estaba cambiándole el pañal a Bruno y se me ahogó con el vómito. Fueron muchos los intentos de hacerlo reaccionar, pero fue imposible. Lo llevamos urgente a la guardia (estoy a cuatro minutos en auto) y quedó ingresado para controlarlo desde cerca y hacerle algunos estudios.

Todos los estudios le dieron bien, menos el de orina que decía que tenía infección urinaria. Empezó con unos piquitos de fiebre, y decidieron pasarle medicación endovenosa por tres días, así que se iba a quedar por el momento tres días más internado.

Pasé los días repartiéndome entre mis tres hijos que estaban en casa, Brunito en el sanatorio y mi papá (vivía delante de mi casa) en un estado de cáncer terminal, pero siempre con el apoyo incondicional de mi marido, quien me ayudó a soportarlo, además de mi mamá y amigos.

Un día, mientras nos daban el parte médico de muy mala gana, la doctora nombró la palabra meningitis, dando por seguro de que yo lo sabía. Se me cayó el alma al piso. No me habían informado ni a mí ni a mi marido de que mi bebé (de una semana para ese entonces) tenía meningitis bacteriana.

Los pasos a seguir eran medicación endovenosa hasta completar el tratamiento de 21 días. Fueron las semanas más angustiantes de mi vida (ahora mismo mientras escribo se me llenan los ojos de lágrimas). Mi marido tuvo que volver a trabajar  así que me quedé sola en las corridas diarias. Las nenas iban al cole a la mañana y luego se quedaban todo el día con la otra abuela.

Por ese lado estaba tranquila, estaban muy bien cuidadas, pero en casa me quedaba una personita que al igual que Brunito necesitaba mucho a su mamá, así que me pase los días, las semanas, yendo y viniendo a la clínica, tratando de que los dos se alimenten exclusivamente de mi leche y que los dos sepan que mamá estaba para ellos. Y también, soportando la angustia de ver a mi papá empeorar.

En el medio de toda esta locura una doctora me dijo que la bacteria se la había pasado yo a mi bebé. Mi culpa y mi sentimiento de mala madre aumento en un 100%. Me llamó la atención que no me recomendaran hacerme estudios, y también la forma en que esta doctora intentaba que yo me crea que esto era así. Pero decidí focalizarme en mis hijos y dejar ese asunto para más adelante.

A Bruno le practicaron dos punciones más y gracias a dios el resultado de la última fue excelente. ¡Ya podíamos volver a casa y hacer vida normal los 6!

Con el correr de los días, notaba cosas raras en Bruni; estaba todo el tiempo con la lengua afuera, muy afuera, tenía momentos en los que tenía la mirada perdida, no sonreía (la famosa sonrisa social) no lloraba casi nada, dormía bastante.

Consulté con su pediatra que lo derivó a un neurólogo y entre estudios y controles terminaron confirmando que tenía una pequeña secuela por la meningitis. Tiene hipotonía muscular de su labio inferior, por eso la lengua se le “escapa” y el tono muscular aumentado en sus piernas. Darle de comer era una lucha, porque la comida se le escapaba de la boca, no se sentaba solito y no se movía prácticamente.

Hoy por hoy, a días de cumplir su primer año de vida, Bruno hace tratamiento tres veces por semana de foniatría, estimulación temprana y kinesiología. Empezó con los tratamientos a los 4 meses y el avance que hizo es gigante; se sienta solo, gatea, juega a la par de Ciro, es súper inteligente, ¡Capta todo! La kinesióloga cree que necesitara unas valvas para corregir sus piernitas, pero eso será un paso más que daremos juntos.

Lamentablemente mi papá falleció dos meses después de que nacieran mis gemelos, pero se que él está dándonos fuerzas, y ayudando a Bruno a salir adelante.

Esa escena del ahogo, que en aquel entonces fue desagradable, sirvió para que la meningitis fuera agarrada a tiempo, porque gracias a que se ahogó no siguió estando la bacteria silenciosamente paseándose por su cuerpo, que podría haber terminado en un cuadro peor. Con el tiempo me entere que la Klebsiella (nombre de la bacteria) es una bacteria interhospitalaria, que no la tenía yo, si no que él se la pescó en el hospital. ¡Esto me alivio de mis culpas!

Todo esto dejó su lado bueno, a mí y a mi marido nos unió muchísimo como pareja, nos hizo fuertes y como familia aprendimos a tirar todos para el mismo lado, porque para las nenas también fue muy difícil, pero entendieron que lo hacíamos por Bruni. Hoy por mí, mañana por ti.

Mi casa es constantemente un caos hermoso, y aunque suene raro disfruto mucho ver cómo los cuatro hacen líos por toda la casa. Bruni lleva una vida normal, es super dulce y sobre todo… ¡Es un guerrero!”

Lele, mamá de gemelos de un año

 

También te puede interesar

Depresión en el embarazo gemelar

Depresión en el embarazo gemelar

"Hola mi nombre es Elisa y quisiera compartir mi historia de depresión en el embarazo gemelar. Mi embarazo fue espectacular, nunca tuve problemas ni amenazas de aborto ni diabetes, todo fue...Seguir leyendo →
Embarazo monocorial monoamniótico con final feliz: ¡Bendita locura!

Embarazo monocorial monoamniótico con final feliz: ¡Bendita locura!

"Llevo tiempo pensando en escribiros y contaros mi experiencia. Pero resulta, que casi no tengo tiempo ni para coger aire con mis dos gemelas “mono-mono”. Mi historia empieza a primero de...Seguir leyendo →
Un postparto de mellizas lleno de mala suerte

Un postparto de mellizas lleno de mala suerte

"Ahora que me he puesto a pensar en el parto de mis mellizas creo que tampoco fue tan mal la cosa. En realidad el parto fue normalito, lo peor fue...Seguir leyendo →
Y llegaron los mellizos...

Y llegaron los mellizos...

"Escribí hace unos meses cuando me dieron la noticia de que estaba embarazada de mellizos, asustada y llena de dudas. Hoy me gustaría compartir con vosotros el segundo capítulo de...Seguir leyendo →
Mi imperfecto embarazo de mellizos

Mi imperfecto embarazo de mellizos

"Mi embarazo de mellizos no ha sido tan bonito y perfecto como hubiera deseado. Me quedé embarazada por tratamiento ICSI+ DGP+ columnas de anexina en la clínica CREA de Valencia. En...Seguir leyendo →
Mis mellizas prematuras luchadoras

Mis mellizas prematuras luchadoras

"Me llamo Yensi y quiero contar las historia de mis mellizas prematuras. Mi embarazo desde el comienzo fue complicado, al tener que dejar mi trabajo al enterarme que eran gemelos a...Seguir leyendo →
Esperando mi segundo par de mellizos

Esperando mi segundo par de mellizos

"Mi nombre es Magali, escribo desde Argentina, y soy madre de una niña de 6 años y de mellizos de dos años. Fui madre por primera vez de una niña hermosa,...Seguir leyendo →
En la UCIN con mis gemelas prematuras

En la UCIN con mis gemelas prematuras

Sara, una joven mamá de gemelas, nos contaba hace unas semanas el principio de la historia de sus gemelas prematuras, incluyendo su dura experiencia durante el embarazo luchando contra el...Seguir leyendo →

Sobre la autora Autor invitado

El presente testimonio ha sido enviado por un autor invitado. Nos encanta recibir testimonios de padres múltiples y gemelos, mellizos o trillizos adultos. Vuestras experiencias enriquecen muchísimo esta comunidad. ¡Envíanos el tuyo a somosmultiples@gmail.com!

Comentarios (9)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

  1. Celia Martin dice:

    Ohh!! Me alegro que tu chiquitín este bien!! Admiro tu endereza!! Mi papá tmb sufrio un cancer 3 años antes de nacer mis mellis por eso mi hijo se llama como el (para homenajearle). Mucha fuerza multimami!!!

  2. Q historia,pero Dios es grande y sólo el té pudo dar la fuerza al pasar todo esto q nos cuentas. Y gracias al él,tú bebé está bien

  3. que historia tan triste y q mala suerte q te toque un caso asi y por culpa del hospital y encima te culpen a ti pero bueno ya paso y lo inportante es q el nene crezca y sea feliz suerte a ti y animo

  4. Madre mía!!! Me estoy emocionando

  5. Sin duda, ¡un gran guerrero!

  6. Unas de mis gemelas tubo meninguitis a los meses de vida ella era muy chiquitita pesaba solo 2,200 kilos y lucho y en un principio solo le quedo la rigides de sus extremidades, hoy se la quedado un ojito desviado a sus dos años ya que tiene le damos terapia por prevencion aun no sabemos si puede aparecer alguna secuela mas, mucho animo nuestros peques merecen la pena.

  7. Noe dice:

    Me emocione lindas palabras … Suerte en todo

  8. Daniela dice:

    Leer toda tu historia es revivir todo lo que pase con mi pequeña Jesús a los 16 días d nacida,hoy tiene 1 añito y todo a sido positivo en su rehabilitación…sueño con verla disfrutar del todo con sus hermanitas <3

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo