La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Embarazo múltiple y dolor pélvico

Hoy os quiero hablar del dolor pélvico durante el embarazo múltiple.

Como el peso de los bebés es mayor al que lleva una mujer que espera solo un bebé, en los embarazos múltiples hay un mayor riesgo de sufrir dolor de pelvis e inestabilidad pélvica. Saber qué es y en qué consiste os ayudará a sobrellevar mejor esta molestia.

 

 

Dolor de pelvis e inestabilidad  pélvica en el embarazo múltiple

El útero no cuelga en la cavidad abdominal sin más, sino que está sujeto por ligamentos a la pelvis. La pelvis es como un anillo formado por tres huesos que están conectados entre sí por articulaciones y ligamentos articulares.

La pelvis debe poseer dos cualidades importantes: Por una parte tiene que ser fuerte y resistente para aguantar al esqueleto, y por otra tiene que ser flexible para dejar pasar a los bebés durante el parto. A causa de las hormonas del embarazo se ablandan los ligamentos que sujetan la pelvis.

La hormona relajante del embarazo, la relaxina, está presente en la sangre en abundancia a partir de la duodécima semana. La aparición de la hormona progesterona en la decimosexta semana contribuye un poco más a este efecto relajante. Y ambas hacen que los ligamentos articulares de la pelvis se aflojen para crear más espacio durante el parto.

dolor pélvico embarazo múltiple

Por tanto, este aflojamiento tiene una función, pero causa al mismo tiempo molestias, como el dolor pélvico, provocado por la inestabilidad de la pelvis.

El dolor pélvico se presenta en diferentes grados. Hay molestias pélvicas normales y anormales. El dolor de espalda y las molestias pélvicas normales son características del embarazo que se dan ocasionalmente. Estas desaparecen con un descanso y unos buenos hábitos.

Pero a veces el fuerte dolor en la zona pélvica, por otra parte, impide en mayor o menor grado la realización de las tareas diarias más elementales y los dolores no desaparecen. Se trata de la denominada disfunción de la sínfisis púbica.

 

¿Cómo es este dolor pélvico?

Las primeras señales de dolor pélvico se describen como un tipo de entumecimiento o dolor generalizado que empieza en la rabadilla, en las caderas, en la parte baja de la espalda o en las ingles. O incluso en las partes bajas. Nos lo cuenta Laura:

‘Al principio no sabía muy bien cómo llamarlo. Era como una sensación de cansancio en mis partes bajas……no sé describirlo de otro modo. Luego entendí que esa sensación era dolor de pelvis. Solamente me ocurrió algunas veces, sobre todo después de haber estado muy activa. Al tomarme la vida con más calma esa sensación remetía’.

Pero estas molestias pueden empeorar y convertirse en un dolor agudo continuo con pinchazos intermitentes al realizar movimientos. A menudo, cuando se efectúa un movimiento o una acción, se notan los primeros síntomas de dolor, que después van en aumento. Los movimientos repentinos pueden resultar muy dolorosos, como cuando alguien choca contra ti de forma inesperada.

Generalmente, las mujeres que padecen dolor de pelvis tienen dificultades en ponerse de pie, especialmente sobre un solo pie. Por tanto, les resulta difícil andar, subir una escalera, agacharse, juntar y levantar las piernas, darse la vuelta en la cama y salir y meterse en ella. El dolor, muchas veces, se da al iniciar un movimiento, como levantarse de una silla o sentarse en ella. Conducir, nadar, utilizar el transporte público o levantar algo puede igualmente resultar doloroso.  Debido al dolor y al cambio del punto del equilibrio es normal que ahora camines tambaleándote.

 

¿Dónde se siente este dolor?

En el libro ‘El embarazo seguro’ (Ediciones Médici), de la comadrona Beatrijs Smulders, se describe detalladamente cómo el dolor puede manifestarse alternamente en diferentes puntos:

  • Alrededor del hueso del pubis, irradiándose hacia la zona en torno al clítoris, la entrepierna y los muslos.
  • En las ingles y el vientre, irradiándose hacia las pantorrillas.
  • En la parte baja de la espalda, a menudo de forma asimétrica a la derecha o izquierda de la rabadilla, en la zona de los hoyuelos de la rabadilla o en el coxis.
  • En las caderas, precisamente cuando se está tumbada; al sentarse, en los huesos de las  nalgas, irradiándose el dolor hacia la parte de detrás de la rodilla.
  • En la parte más profunda de la pelvis.

Janine lo describía así:

‘Sentía mucho dolor al estar sentada. Más de media hora sentada en mi despacho (soy abogada), me resultó imposible a partir del 5º mes. El ginecólogo me dio la baja. En casa podía tumbarme y llevar un ritmo muy pausado. Fue necesario, ya que también tuve problemas al andar y subir escaleras. En los últimos meses viví recluida en casa en los últimos meses. Menos mal que todo cambió cuando tuve a mis gemelas’.

En el siguiente post os contaré trucos para evitar o por lo menos reducir estas molestias.

 

También te puede interesar

La reducción embrionaria

La reducción embrionaria

La reducción embrionaria no es un tema muy comentado. No obstante, opino que no puede faltar en un lugar como el nuestro que abarca todo lo relacionado con el nacimiento[...]
Mi embarazo de cuatrillizos y reducción embrionaria

Mi embarazo de cuatrillizos y reducción embrionaria

"Me gustaría escribir nuestra experiencia sobre mi embarazo de cuatrillizos y reducción embrionaria, porque cuando sucedió estábamos bastante perdidos.[pullquote align="left" cite="" link="" color="" class="" size=""]Estaba llorando emocionada al escuchar el[...]
¿Cómo es un embarazo gemelar?

¿Cómo es un embarazo gemelar?

  En el post anterior hablé acerca de las razones por las que se produce un embarazo gemelar. Hoy explicaré en qué aspectos se distingue de un embarazo sencillo. El artículo[...]
El reposo durante el embarazo múltiple

El reposo durante el embarazo múltiple

A muchas de vosotras seguramente os prescribieron reposo durante vuestro embarazo múltiple. Pero los últimos estudios ponen en duda esta práctica. Podemos distinguir entre dos tipos de reposo; primero el ‘reposo[...]
Trucos para sobrevivir al tercer trimestre de tu embarazo múltiple

Trucos para sobrevivir al tercer trimestre de tu embarazo múltiple

El último trimestre de tu embarazo múltiple es, sin duda, un periodo agotador y, en el sentido literal de la palabra, pesado. El embarazo empieza a parecerte, ¡Una eternidad! Por lo[...]
Embarazo múltiple con antecedentes de preeclampsia

Embarazo múltiple con antecedentes de preeclampsia

"Hoy vengo a dejar mi testimonio como padre de gemelos. Dolores, mi mujer, padeció Síndrome de Hellp (preeclampsia) en el año 2011, exactamente 7 días luego de dar a luz a[...]
Los riesgos del embarazo múltiple

Los riesgos del embarazo múltiple

El embarazo múltiple suele ser considerado como un embarazo de alto riesgo debido a que la probabilidad de que se produzcan complicaciones es mucho mayor, tanto a lo largo del[...]
El Síndrome de Transfusión Feto Fetal (II): Pronóstico, tratamiento y conclusiones

El Síndrome de Transfusión Feto Fetal (II): Pronóstico, tratamiento y conclusiones

En la entrada anterior estuvimos hablando acerca de lo que es el STFF, las razones por las que se produce, como se realiza el diagnóstico y los síntomas deben poner[...]

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores.

Comentarios (10)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

  1. Y lo que crujen los huesos de la pelvis? Yo creo que las molestias ahi son lo peor del embarazo multiple, pq todo el peso descansa ahi y pasa factura desde muy temprano. Lo de darse la vuelta en la cama o entrar y salir de ella, horrible, como menciona el artículo 🙂

  2. Que de acuerdo estoy cintigo Victoria Sosa en lo de la cama!! Que dolor y lo que cuesta darse la vuelta!

  3. Existen fajas…. Yo utilice una desde los 4 meses y aliviaba muchísimo el dolor y las molestias… Las súper recomiendo… Son especiales para embarazo

  4. Yo sentía que se me rompía la tapa de los bajos. En cualquier momento iba a hacer “crack!” Y eso que yo sólo esperaba una!!

  5. En mi caso, también usé faja desde los 4 meses y realmente noté alivio. Para dormir y descansar usé un sillón reclinable que era el único sitio donde podia dormir sin sentir molestia alguna

  6. Deneb Gaseni del Val no estás de múltiples pero Ònia vale por dos!

  7. A mi en el embarazo no m dolia nada y llegue a la semana 39 y 3dias, me puse como una foca

  8. Nohemi dice:

    Llegué a la semana 38 con 6 dias y tuve a mis mellizos con cesárea programada. Nada de complicaciones (y bueno, me hice a la idea desde principios del embarazo que sería por cesárea, por recomendaicón del médico, que si por mi edad, que si primeriza,…). Nacieron sanos 🙂 , ella de 2,600 kg y él de 3100 🙂

  9. Loreto lopez dice:

    Estoy esperando la pareja de mellizos y trabajo mucho lo logro pero con bastante mslestar y recien cumpli 4 meses espero lograrlo bien

  10. Yo estoy entrando al 5 mes, y mi dolor en la pelvis es al pararme luego de estar sentada y caminar…que me recomiendas…eso si ya aumente 9 kilos…y se notan bastante, ya que debo caminar re despacito…

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo