La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Encuentro de padres de gemelos en Holanda

Hace un año, por estas fechas,  di una charla en Holanda para padres de gemelos, mellizos y trillizos.

Como siempre fue una experiencia grata, sobre todo por las preguntas y los testimonios de los asistentes. Os cuento.

 

Tras mi exposición, en la que traté temas como la identidad, la dominancia, los celos y la lealtad entre los hermanos gemelos, mellizos y trillizos, empezó a hablar un señor mayor que estaba sentado en la primera fila.
 

La difícil búsqueda de la identidad individual de los gemelos

Me había percatado de su presencia y lo había tomado como un abuelo de nietos gemelos. Pero me equivoqué; resultó ser él mismo gemelo idéntico, un gemelo monozigótico.

Lo que contaste sobre la identidad’, me dijo, ‘me gustó.  Pero, al contrario de lo que dijiste, yo no la encontré hasta los 23 años’.

Sonaron risas entre el público y yo también me reí. No es tan raro que un gemelo tarde en encontrar su identidad y lo logre después de un periodo de separación.

Es que a los 23 años estuvimos separados casi un año y fue entonces cuando realmente descubrí quién era yo. Y eso que habíamos estado siempre en clases separadas, desde parvulitos’.

Asentí, ya que sé que estar separados en clase no garantiza en absoluto el encontrar la propia identidad.

Mi hermano fue diestro y yo zurdo’, añade (se le nota con ganas de contar experiencias).

A mí me obligaron a escribir con la derecha y no aprendí a escribir. Caí enfermo y durante una semana estaba en casa. Entonces mi hermano me enseñó cómo tenía que escribir. Cuando volví al colegio,  ya dominaba el arte de escribir, claro con la izquierda, pero no me dijeron nada’.

 

Los recuerdos intrauterinos del hermano gemelo fallecido al nacer

Otra madre toma la palabra:

Tengo un hijo mayor de 5 años e hijas mellizas de 2.

El mayor también nació gemelo, pero su hermano murió al poco de nacer. De alguna manera noto que el mayor echa de menos a su hermano.

A veces lo veo triste, como si se sintiera muy solo. También influye que las niñas están siempre juntas.

¿Cómo le ayudo? Y, ¿Es cierto que eche en falta a su hermano?’.

Sí, es muy probable, ya que hay un recuerdo, en el subconsciente, de la vida intrauterina. Le doy unos consejos.

Lo que puede ayudar a su hijo es tener un íntimo amigo. Si lo tiene, es bueno permitir que el amigo a veces se quede a comer, a dormir o venga a alguna excursión de familia.

Inconscientemente su hijo buscará un fiel amigo, un aliado. Tenerlo le será de gran ayuda.

Pero también puede ocurrir que tal amigo se sienta agobiado porque no busca el mismo grado de intimidad. Es algo a tener en cuenta, para poder ayudar al hijo y explicarle que el otro tiene otra perspectiva de la amistad.

 

Mellizos que parecen ser gemelos

Otra madre cuenta sobre sus hijos mellizos, en especial cómo van cambiando conductas.

‘Es curioso, pero si uno tiene un mal día, con rabietas y enfados, ya sé que el otro que aquel día es muy bueno, lo tendrá al día siguiente. Y así es. Lo mismo con la dominancia. Hubo un periodo en el que uno era el dominante y de repente cambiaron los roles. Es increíble’.

‘Pues, serán monozigóticos’ le digo.

‘No, son dizigóticos’, me afirma con rotundez.

‘¿Estás segura? ¿Por qué lo piensas?’

‘Venían en dos bolsas, cada uno tenía sus bolsas, el amnios y el corion…… Lo dijo el médico’.

La sala se ríe y una madre exclama: ‘Mira, a mí me pasó lo mismo. Pero como los niños se parecían tanto, hicimos una prueba de ADN y resulta ser que son idénticos’.

La sala asiente. Explico otra vez cómo es la situación de las bolsas y la eterna confusión. El hecho de que cada uno venga en su propia bolsa, no demuestra nada sobre su zigosidad. Pueden ser idénticos o no-idénticos. Le enseño otra vez la diapositiva de mi charla con el dibujo que lo explica.

La madre está ya totalmente confusa. ‘Es verdad, todo el mundo dice que se parecen mucho, pero como para mí son diferentes, siempre he pensado que serían dizigóticos. Ahora lo no sé……¿Serán entonces monozigóticos?  

Parece que se está hablando a sí misma. Añade: ‘Tengo unas ganas de irme a casa y contárselo a mi marido’. Nos reímos de nuevo.

 

Hay un ambiente de complicidad, todos entendemos su confusión. Algo que seguramente para otros padres es difícil de entender, entre el público de esta noche, siendo todos padres de gemelos, es completamente entendible.

Siguen algunas preguntas más y ya llega el momento de terminar la charla.

Mientras hablo aún personalmente con algunos asistentes, veo cómo la madre con la duda sobre el origen de sus gemelos se aleja con mucha prisa. Para ella, desde luego, fue una tarde especial.

Espero que me escriba sobre el resultado, ya que intuyo que va a hacer el test de ADN. En mi site podéis encontrar un laboratorio que lo hace a un precio muy razonable.

Me siento contenta tras el encuentro, porque siempre surgen nuevas preguntas, interesantes testimonios y  algún que otro tema por investigar.

 

Si te ha gustado este artículo te encantará leerEl Gran Libro de los Gemelos“. Escrito por la misma autora, y lleno de consejos prácticos para criar a tus multipeques, es fruto de más dos décadas de investigación, y es el libro más completo sobre la crianza de múltiples ya que abarca desde el embarazo hasta la edad adulta.

 

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores. Si deseas comprar el Gran Libro de los Gemelos desde España o Europa haz click aquí. Si vives en USA o Latinoamérica puedes adquirirlo aquí.

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo