La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

¿Nos pueden imponer separar a los gemelos y mellizos en el colegio?

De nuevo surge el tema de si nos pueden imponer separar a los gemelos y mellizos en el colegio. ¿Quién debe tener la última palabra? ¿El centro educativo o los padres?

No tengo la intención de agobiaros con este asunto, pero hay un nuevo estudio que arroja datos esclarecedores que sin duda ayudarán a girar la balanza en dirección de una estrategia más respetuosa hacia los hijos nacidos de un parto múltiple.

Las consecuencias de separar a los gemelos o mellizos en el colegio dependen de cada pareja

Las consecuencias de separar a los gemelos o mellizos en el colegio dependen de cada pareja

Aún no hemos llegado a ello, como muestra esta carta de una madre desesperada que recibí hace unos pocos días, ahora que se inicia el nuevo curso escolar:

‘Mis hijos mellizos de tres años acaban de comenzar su etapa escolar. Cuando solicitamos un centro escolar nos decidimos por un colegio público con muy buenas referencias y muy cerca de donde vivimos.

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]La directora no quiso atendernos en persona y únicamente recibimos un no por respuesta[/pullquote]

Antes de las vacaciones de verano decidimos hablar con la directora del centro para transmitirle nuestra preferencia en cuanto a la ubicación de nuestros niños en el aula.

Ella no quiso atendernos en persona, solo telefónicamente, y ante nuestras explicaciones de que son niños independientes el uno del otro, pero que considerábamos pertinente que esta primera etapa estuvieran juntos para facilitarles la adaptación al centro ya que les aportaría la seguridad de estar juntos…

Sólo recibimos un ‘no’ por respuesta, de manera tajante sin ninguna argumentación. Nos dijo que en su centro la norma era separar.

De ese modo y ante una persona tan inflexible, decidimos recurrir al inspector educativo que trató de mediar en el caso sin conseguir nada.

Sinceramente creemos que esto enfureció aún más a la directora. Nos dijo que la última palabra es del centro.

Decidimos entonces consultar al Defensor del Menor que también nos reiteró que la última decisión es del centro, pero nos aconsejó que escribiéramos una carta explicando nuestros motivos para que estuvieran juntos a la directora y que ésta tenía la obligación de contestarnos. Eso hicimos.

Estamos en septiembre, nuestros niños llevan una semana en el cole separados en aulas distintas y jamás tuvimos una llamada de la directora explicando o argumentando su decisión.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Uno de los niños llora todo el tiempo y sale del colegio triste y ansioso[/pullquote]

Uno de los niños parece llevarlo medio bien, el otro pregunta a todas horas si hay colegio, está nervioso, llora todo el tiempo desde que lo despertamos hasta bien pasado un rato después de dejarlo en el aula y durante la jornada sigue llorando a ratos; sale triste del colegio todos los días y ansioso. Está comiendo y durmiendo peor, cuando siempre ha sido un niño alegre y despreocupado.

Su etapa en la guardería fue estupenda, cuando estaban los dos juntos en el mismo aula. Ahora no sabemos qué hacer, si seguir recurriendo esa decisión y ni tan siquiera cómo hacerlo, nos sentimos resignados y frustrados. ¿Qué podemos hacer?’

Su carta no caerá en saco roto, porque justo ahora estoy traduciendo al español el texto de una investigación realizada sobre este tema, por Lynn M. Gordon, Ph.d, profesora del departamento de Educación, de la Universidad Northright, California, EE.UU.

Este estudio se titula ‘Twins and Kindergarten Separation: Divergent beliefs of principals, teachers, parents and twins’ (‘Separación de gemelos al inicio de su etapa escolar. Opiniones divergentes de directores, maestros, padres y gemelos’).

La investigadora se encontró ella misma con este problema, cuando inscribió a sus mellizos varones en un colegio. No pudo matricularles juntos en clase. Entonces decidió dedicarle un estudio.

Se preguntaba si era correcto que las direcciones de los colegios tomasen la decisión sobre la ubicación de gemelos en el aula y hasta qué punto las opiniones de los directores eran distintas a las de los maestros, padres y gemelos.

¿Por qué tantos colegios imponen la norma de separar? ¿Qué hay detrás de esta política, causante de tanta polémica? La próxima semana os cuento los datos que obtuvo gracias a su investigación.

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores.

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo