La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Mis gemelos se llevan fatal

“Mis gemelos (o mellizos), de 8 años, se llevan fatal, ¡Tienen una relación pésima!

Uno de ellos, David, es el gemelo dominante, y su hermano Samuel,tiene el papel de dominado. Ya en el vientre era así, porque David estaba a sus anchas y el pobre Samuel disponía de muy poco espacio.

Y lo que nos preocupa es que esta relación va de mal en peor.

Tampoco sabemos realmente si son gemelos o mellizos. Para nosotros son muy diferentes, pero la gente les confunde bastante.

David se muestra cada día más tirano y Samuel suele darle la razón, porque lo pasa mal cuando están peleados. Lo vemos nervioso y esto va en aumento, ya que de repente tiene tics, como pestañear los ojos y levantar sus hombros. Estamos pensando llevarle a un psicólogo. ¿Qué opinas?

Pero es que a su hermano tampoco lo vemos feliz; es un niño que siempre tiene que tener la razón; si le llevas la contraria, parece que para él el mundo se derrumba y llora. Y si me enfado, parece que no llego a él.

La situación es cada vez más complicada. No sé por dónde empezar y no entiendo qué es lo que va mal.

Menos mal que ellos no están en la misma aula. Hicimos bien. Pero luego, el tiempo después del colegio, hacen las mismas actividades, porque les gusta lo mismo.

Espero que me puedas dar algunos consejos.”

Maribel, madre de gemelos de 8 años

Los gemelos no siempre se llevan bien, y esa es una verdad que debemos aceptar

Los gemelos no siempre se llevan bien, y esa es una verdad que debemos aceptar

Querida Maribel:

Entiendo tu preocupación, ya que la situación de tus gemelos es caótica y difícil. De alguna manera hay que interferir en la dicotomía: dominancia y sumisión porque está destrozando a los dos.

El gemelo dominante es realmente el más inseguro y el que más ayuda necesita

El gemelo dominante es en realidad el gemelo inseguro y vulnerable. Por tanto, su batalla personal con el mundo no me extraña. David es el que necesita ayuda, más que el hermano. Todas sus conductas, como llorar, enfadarse, pelearse son síntomas de infelicidad.

Está protestando y rebelándose porque por dentro se siente perdido. Te aconsejo llevarlo a sesiones de terapia (mediante el juego) de un buen psicólogo infantil.

Al mismo tiempo en casa con él hay que seguir una línea educativa muy estricta. No ceder ante sus malas conductas, no ceder ante sus llantos, no aceptar las malas conductas hacia su hermano y castigarle por ellas con métodos como la pausa obligada, es decir, mandarle por 8 minutos a su cuarto o al pasillo.

No dar vuestro brazo a torcer, no desesperarte delante de él, pero mantener vuestro ‘no’ o prohibición. El debe sentir que vosotros mantenéis en todo momento el control y la calma. Él está buscando los límites, porque en el fondo se siente inseguro.

Lógicamente os sentís dudosos, pero no lo mostréis delante de él.

Los tics son una reacción frente al estrés que le causa su hermano

Los tics tienen una causa clara: la situación con su hermano le está creando mucho estrés y como no se defiende ante él, la tensión se dirige a sí mismo, causándole el tic. Es, por tanto, una reacción ante una situación estresante.

Por ello es tan importante intentar cambiar la situación de fondo. Explícale que si David se comporta mal con él, el tiene el derecho de protestar y no seguirle.

Aunque sean gemelos, cada uno tiene propios derechos y propios deseos. No tiene que seguir su hermano en todo.

Lo idóneo es que Samuel juegue con otros niños, más pequeños (en edad) que él y que David juegue con otros, algo mayores que él. Esto cambiará el patrón que se ha establecido entre ellos, el fuerte y el sumiso.

En cuanto al tic de pestañear, hay un truco que ayuda bien. Se llama el procedimiento de inversión del hábito. Consiste en que él abra mucho sus ojos en el momento que percibe que el tic está a punto de aparecer.

Puede que de momento no perciba cuando esto ocurre. En este caso entrena con él para que lo vaya distinguiendo. Una vez aprendido este momento, el abrir mucho los ojos impide que el tic se produzca.

Y lo mismo con los hombros. Debe practicar levantando y relajando los músculos de los hombros. Entrena con él a solas para que no se sienta observado ni criticado.

Muy importante: Empieza ya hoy con emprender actividades con cada uno por separado. Es probable que ambos echen en falta el tiempo individual con papa y mamá. Introduce rituales en vuestra vida, como por ejemplo: un día para cada uno.

Esto implicaría, por ejemplo, que el lunes, miércoles y viernes son los días de Samuel; martes, jueves y sábado son de David. ¿Qué quiero decir? En cuanto a estos temas que siempre provocan discusiones, como ‘quién da la mano a mamá de camino al colegio’ o ¿quién elige el programa ver en la tele o quién enciende la tele?’, los hará el niño que tiene asignado este día.

Vuestros gemelos necesitan un tiempo de dedicación exclusiva y actividades por separado

Haced vosotros mismos una lista con todo aquello que cae bajo este privilegio. Esto evita muchas discusiones y equilibra su relación.

Y además, procura que haya actividades para cada uno con uno de vosotros. Por ejemplo, el sábado siempre va uno con papá a dar un paseo, o lo que sea. Intenta que pasen al máximo posible tiempo por separado. Busca actividades que hagan por separados.

Otro consejo: Acepta que entre gemelos no hay siempre esta relación tan armoniosa como pensamos. Es cierto, muchas veces el tipo de relación que hubo en el vientre, se prolonga en la vida posterior.

Samuel fue el niño apretado, David el niño glorioso. Explícales que aunque son gemelos, es normal que se peleen o que se odien. Esto les quita también presión.

A veces es sumamente molesto tener un hermano gemelo. Y para ellos, de momento, esta es su realidad. Permite que cada uno lo hable y exprese ante ti y el papá sin tapujos. Esto les libera el camino para sentir otras emociones hacia el hermano.

Y sobre todo, dales una educación muy individualizada. Son dos niños con sus propias personalidades, buscando cada uno su ‘yo’.

A veces tener un gemelo puede ser muy molesto, y no todo el mundo lo lleva bien

Pienso que si David recibe ayuda y si vosotros lográis dedicarles a cada uno más tiempo individual (y los demás consejos), la convivencia mejorará. Una vez que empiecen a producirse conductas positivas, elógiales mucho y hazles saber lo feliz que estás. Esto también es un gran aliciente.

Por último, veo conveniente conocer su zigosidad. Es una ayuda saber si son idénticos o no. Os aconsejo hacerles un test que es bien sencillo: con un bastoncito se saca algo de saliva del interior de la mejilla. Nada más. Hay laboratorios que realizan el test de zigosidad.

A la hora de entender su relación os será de gran ayuda. Como cada uno venía en sus bolsas, es posible que sean monozigóticos o dizigóticos. No lo podemos saber a no ser que no se parezcan en nada físicamente y la gente sepa perfectamente quien es quien. Pero si no es así y la gente les confunde, habrá que hacer un test.

Muchos ánimos y un saludo muy cordial,

Coks Feenstra

 

Si te ha gustado este artículo te encantará leerEl Gran Libro de los Gemelos“. Escrito por la misma autora, y lleno de consejos prácticos para criar a tus multipeques, es fruto de más dos décadas de investigación, y es el libro más completo sobre la crianza de múltiples ya que abarca desde el embarazo hasta la edad adulta.

 

Si te gusta lo que has leído, ¡Comparte!

 

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores.

¿Y tú qué opinas?