La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Ser gemelo: ¿Ventaja o desventaja?

¿Qué supone ser gemelo frente a la vida? ¿Resulta una ventaja, o, más bien un inconveniente? Eso es precisamente lo que trató de averigüar el estudio académico del que os hablamos hoy.

No hay duda que crecer como un gemelo es distinto a crecer como hijo de un parto único. Varios estudios intentan averiguar si crecer como gemelo es una ventaja o un riesgo.

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Los estudios al respecto se contradicen[/pullquote]

Y aunque los estudios se contradicen y entre los resultados de unos y otros existe cierta inconsistencia, os quiero hablar de un estudio en concreto.

Antes que conviene mirar cuáles son las diferencias entre crecer como hijo único (fruto de un parto sencillo) o como hijo gemelo, parte de una relación gemelar o múltiple.

ser_gemelos_ventaja_inconveniente

Personalmente veo tres diferencias importantes:

  • Los gemelos exigen más de sus padres. Para los padres, la tarea educativa es más complicada que la de los padres con hijos de distintas edades. Por parte de los hijos, aquellos de un parto gemelar siempre tienen que compartir la atención paterna y por tanto, reciben menos atención individualizada.
  • La relación entre los gemelos es distinta a la de relación entre hermanos de distintas edades. Entre los gemelos pueden darse casos de dependencia o bien puede desarrollarse un patrón de dominancia y sumisión.

En el mundo científico, durante muchas décadas, esas diferencias biológicas, sociales y psicológicas entre crecer como gemelo o no-gemelo, fueron consideradas como posibles causas de un desarrollo problemático.

Se suponía que los gemelos serían menos inteligentes, menos locuaces y peor adaptados.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]La relación entre gemelos idénticos se ha considerado tradicionalmente como “de alto riesgo”[/pullquote]

Sobre todo, la relación entre los gemelos monozigóticos (idénticos) fue considerada como de alto riesgo, dando lugar a una posible relación simbiótica y patológica.

No obstante, no hay estudios científicos que sustenten tales suposiciones.

Para empezar, los gemelos no rinden peor en el colegio que los no-gemelos (Lytton, 1987).

No obstante, sí es cierto que los gemelos varones, tanto los monozigóticos como los dizigóticos, llevan un retraso en el lenguaje y por ello rinden menos en las tareas cognitivas verbales, como por ejemplo la lectura (Akkerman, 1991).

Los monozigóticos rinden menos que los dizigóticos en este aspecto, seguramente porque los primeros suelen pesar menos al nacer que los gemelos dizigóticos y son en general más prematuros.

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Los monocigóticos varones rinden peor en tareas cognitivas verbales, pero con el tiempo recuperan la diferencia[/pullquote]

Según Lytton (’87) los gemelos monozigóticos varones recuperan a la edad de 9 años esta diferencia y ya no hay diferencias ni en peso ni en longitud entre ellos y los hijos no gemelos.

No obstante, el investigador Pietiläinen, 1999, concluyó que la diferencia en peso y longitud entre gemelos monozigóticos y los no gemelos perdura hasta la adolescencia. Por tanto, sobre este punto no existe unanimidad.

El retaso en el habla en los gemelos se achaca al entorno posnatal que viven ellos en comparación con los no gemelos. Reciben menos atención individual que los hijos de parto distinto.

Algunos gemelos desarrollan un lenguaje propio, pero al contrario de lo que se piensa, no suele ser un lenguaje secreto con la intención de excluir a los demás. Este lenguaje propio de ellos suele ser pasajero y de duración corta (Thorpe, 2001).

No obstante, este retraso en el área verbal de los gemelos muchas veces se asocia con un retraso en otras funciones cognitivas.

Investigadores de la Universidad de Helsinki y Jyväskylä (Finlandia), en colaboración con la Universidad Indiana, Bloomington, (EE.UU.)  partieron de otra premisa.

Ellos partieron del planteamiento de que el mayor grado de riesgos pre y perinatales de gemelos supondría un mayor nivel de problemas conductuales e intelectuales (la hipótesis de psicopatología en gemelos, the psychopathological hypothesis).

En 2003, lanzaron  otra hipótesis, la hipótesis de la adaptación positiva (the adaptive hypothesis). Ellos supusieron que los gemelos se benefician del hecho de crecer con un hermano de la misma edad lo que les da un mayor grado de socialización.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Los expertos partieron de la idea de que tener un gemelo beneficiaría positivamente la socialización[/pullquote]

Y, por ende, llevaron a cabo un estudio para verificar si su hipótesis era cierta.

En el siguiente post veremos los resultados de esta investigación, llevada a cabo por Lea Pulkkinen, Inka Vaalamo y otros.

Un comentario adicional en cuanto al primer punto de las diferencias entre gemelos y no gemelos:

Los estudios demuestran que los niños, nacidos prematuramente y con bajo peso corren más riesgo a tener problemas, como hiperactividad y depresión (Lahti y colegas, 2006).

No obstante, prematuridad y bajo peso no significan lo mismo para los grupos gemelos y no-gemelos.[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””] La prematuridad no significa lo mismo para gemelos y no gemelos [/pullquote]

En los gemelos el bajo peso está asociado con la falta de espacio intrauterino y no con una situación desfavorable. Es sabido que las placentas, a partir de la semana 24, crecen a un ritmo más lento en un embarazo gemelar que en un embarazo sencillo.

Pero según algunos estudios se cree que el crecer juntos en el útero produce un tipo de estrés positivo que acelera el desarrollo de los bebés. Y a la edad de 5 años, este peso menor ya está recuperado (lo demostraron Bartels, Boomsma y otros en su investigación en el 2006).

 


Si te ha gustado este artículo te encantará leerEl Gran Libro de los Gemelos“. Escrito por la misma autora, y lleno de consejos prácticos para criar a tus multipeques, es fruto de más dos décadas de investigación, y es el libro más completo sobre la crianza de múltiples ya que abarca desde el embarazo hasta la edad adulta.

Si te gusta lo que has leído, ¡Comparte!

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores.

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo