La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Los cuatro tipos de relación gemelar

En el post de hoy hablaremos de los distintos tipos de relación gemelar que se pueden establecer entre vuestros gemelos y mellizos.

La relación gemelar es distinta a la que hay entre hermanos. Como los gemelos conviven desde el momento de la concepción en el útero materno y comparten muchas vivencias en su infancia, su relación es mucho más intensa que la que tienen los hermanos de distintas edades.

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Barbara Schave Klein, psicóloga y gemela, afirma que la relación depende fundamentalmente de la educación recibida[/pullquote]

Pero dentro del grupo de gemelos también existen diferentes tipos de vínculo, ya que no todos tienen el mismo tipo de relación.

Según Barbara Schave Klein, psicóloga y gemela idéntica, el tipo de relación entre los gemelos depende en gran medida de la educación recibida por los padres.

Según ella afirma en su libro ‘Not all twins are alike‘, mientras la animosidad entre hermanos cualquieras está determinada por las diferencias entre ellos y la educación paterna, en en caso de los gemelos la animosidad principalmente está causada por una educación deficitaria de los padres y mucho menos por los caracteres de los hijos. Y esto es así, afirma esta psicóloga, por la intensidad de esa relación.

La relación entre gemelos y mellizos siemopre es mucho más intensa que entre otros hermanos

La relación entre gemelos y mellizos siemopre es mucho más intensa que entre otros hermanos

Aunque personalmente creo que también los caracteres de los propios gemelos influyen en el tipo de relación que ellos van desarrollando, sí comparto la idea de Schave que la relación gemelar conoce más puntos de fricción que la de entre hermanos cualesquiera.

Ciertamente la relación entre vuestros gemelos y mellizos es mucho más complicada y esto exige de vosotros una mayor sabiduría, flexibilidad, diplomacia y madurez emocional.

Por tanto, hoy quiero dedicar este espacio para explicar los diferentes tipos de relación, según Barbara Schave. Ella distingue entre cuatro tipos:

 

1. Identidad conjunta (Unit identity)

Los gemelos a veces reciben una educación con graves deficiencias. Me refiero a casos en los que se produce un serio abandono, a veces acompañado de violencia y abusos sexuales y también de traumas debido a guerras, como la muerte de los padres en la guerra mundial cuando los gemelos sobreviven a meced de otros adultos.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]La “parentificación”, como consecuencia de un vacío en la figura de los padres, les impide establecer relaciones duraderas[/pullquote]

Estas circunstancias penosas y tristes hacen que los gemelos se refugien el uno en el otro. Se dan mutuamente el apoyo y el cariño que deberían venir de los padres. Este fenómeno lo llamamos ‘parentificación’.

Se convierten el uno para el otro en sus padres. Establecen una relación simbiótica en la que intentan ser mutuamente los padres que les faltan. Son muy fieles el uno al otro. A la larga esta situación les trae serios problemas como una identidad confusa, la falta de la formación de un propio ‘yo’, etc.

Estos gemelos no logran establecer una identidad individual, se quedan estancados en el ‘nosotros’. Logran hacerse un hueco en la sociedad y tener una vida laboral satisfactoria, pero no son capaces de entablar relaciones duraderas con terceras personas. O solamente de duración corta. Cuando se casan, el matrimonio no es duradero. No pueden vivir el uno sin el otro.

Un ejemplo: Las secretarias María e Isabel García trabajan en un despacho de abogados, las dos como secretaria. Siempre buscaban trabajos que les permitieran estar juntas, si no, se enfermaban. Las dos han tenido un novio, pero las relaciones no les satisfacían. Prefieren vivir juntas. Ahora tienen 64 años y siguen viviendo juntas.

 

2. Identidad interdependiente (Interdependent identity)

En este caso la educación paterna también tiene lagunas, pero no se trata de abusos ni de circunstancias traumáticas, sino de cierta indiferencia y hostilidad por parte de los padres.

A veces se debe a que éstos se sienten sobrepasados, estresados o decepcionados por la llegada de gemelos. Como los niños no viven experiencias positivas con sus padres, las buscan entre sí.

Los gemelos no establecen una relación satisfactoria ni íntima con sus padres. El vínculo con el co-twin viene a ocupar el lugar del vínculo padre-hijo y éste es más importante para ellos que la relación con los papás.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Cuando son tratados como una unidad, el vínculo con el hermano sustituye el vínculo padre-hijo[/pullquote]

Aceptan mutuamente y sin restricciones sus debilidades, sus peculiaridades y sus limitaciones. Ambos son tratados por sus padres como una unidad. Esto les hace más fácil la educación; de este modo no tienen que descubrir quién es cada uno y cuáles son las necesidades de cada niño. Asumen que los dos necesitan lo mismo.

Para los gemelos tal trato les dificulta el descubrimiento del propio ‘yo’. El otro es considerado como parte propia. Y solo juntos se sienten completos. Esto a la larga les da problemas para entablar relaciones con otras personas. Sin el gemelo a su lado, cada uno se siente perdido e incómodo.

Por tanto, no es infrecuente que ambos entablen una relación amorosa con una sola persona o que solo se casen con personas que aceptan totalmente la presencia del otro gemelo. Ellos confían más en co-twin que en cualquier otra persona.

Ejemplo: Simona y Cándida, 38 años, están casadas y cada una tiene su familia. No obstante, para ellas su primer vínculo es con la hermana gemela, más importante que el con el marido o los padres. Cuando tienen que tomar decisiones, siempre necesitan consultarlo entre ellas; ninguna de las dos toma una decisión por sí sola, como si sus decisiones vitales fueran más acertadas cuando las tomen juntas. No pueden vivir sin llamarse a diario varias veces.

 

3. Identidad dividida (Split identity)

Los padres disfrutan de tener gemelos por la atención extra que les produce. Pero no son capaces de ver realmente las diferencias entre sus hijos. No obstante, sí aprecian diferencias superficiales que no son acordes con la realidad.

Muchas veces esta situación se complica con una madre (padre o ambos) que sufre problemas psíquicos. En caso de una madre, psíquicamente débil, ella define a uno de sus gemelos como ‘el bueno’, otorgándole la parte de su propia personalidad de la que se siente contenta y al otro como ‘el malo’, proyectando su propia debilidad y mala autoestima en él.

[pullquote align=”left” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Los gemelos acaban interiorizando las etiquetas, y se crea una relación de rivalidad[/pullquote]

Así que los gemelos viven su infancia con estas etiquetas que terminan creándoles una auto-imagen equivocada. También les producen muchos conflictos, ya que interiorizan estos patrones paternos que perduran en la vida adulta.

Generalmente odian ser gemelos, aunque tienen momentos en que lo disfrutan. Pero más bien sienten una gran ambivalencia, sintiendo tanto atracción como rechazo mutuamente. Uno siempre critica al otro, copiando el ambiente familia; el otro es la víctima, un papel que asume.

Suelen buscar los los extremos, son como polos opuestos. Ambos pueden llegar a sentir vergüenza por ser gemelos. Como no hay confianza entre los niños, a ambos les cuesta establecer relaciones con terceras personas a la edad adulta.

Ejemplo: Los padres de Geraldina y Juana no veían las diferencias dn carácter que definían a las niñas, pero sí calificaban a una de ellas ‘la inteligente’. La otra se sentía ‘la tonta’, la que menos rendía. Se desarrolló una fuerte competitividad entre ellas que perjudicaba su relación. Solo siendo adultas, a la edad de 43 años, logran descifrar sus problemas y tener una relación más armoniosa.

 

4. Identidad individual (Individual Identity)

En este caso los gemelos reciben una educación que distingue entre los dos y se les trata como personas individuales y autónomas. Los padres ven las auténticas diferencias entre sus gemelos y las destacan en vez de acentuar sus semejanzas.

[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Con una educación individualizada la experiencia se vive como algo positivo. Es la situación más habitual.[/pullquote]

Al mismo tiempo entienden la relación que hay entre sus hijos gemelos y la respetan. Les ayudan a encontrar cada uno su propio ‘yo’. Muchas veces son las parejas niño/ niña las que se encuentran en este grupo. Con ellos es más fácil ver las diferencias y darle a cada uno lo que necesita.

Se forma una relación positiva entre los gemelos en la que cada uno forma su propia personalidad junto a la conjunta. Entre ellos hay un ambiente de plena confianza. Disfrutan de ser gemelos.

Como entre ellos hay conexión, intimidad y confianza, se enfrentan a otras personas con esta perspectiva y logran crear vínculos íntimos con amigos y esposos (esposas). Pero el co-twin siempre sigue siendo el amigo más fiel e íntimo.


Ejemplo: Nicole y Emilia tienen una relación armoniosa. Ambas han pasado periodos largos en el extranjero en momentos distintos de sus vidas, lo cual no les resultó muy difícil. Ahora, ya casadas y madres de dos hijos, viven cerca la una de la otra, disfrutando cada una de su propia vida familiar, pero también de su cercanía. Se ven a menudo y sus respectivos hijos se llevan de maravilla.

 

Resumen de los tipos de relación gemelar:

Tipo de relacion gemelar - resumen

De acuerdo con lo anterior, aquí tenéis una tabla resumen con los cuatro tipos de relación y las notas características de cada una.

La cuarta es la relación armoniosa tal como todos queremos que sea. Esa también es la más frecuente y la más habitual.

Así que, si os asustáis de las explicaciones anteriores, tened en cuenta que estas descripciones sobre todo sirven para entender mejor la complicada relación entre gemelos. Y nos ponen sobre aviso de las conductas que es mejor evitar, como la etiquetación, las comparaciones, la dicotomía ‘bueno-malo’, ‘inteligente-guapo’… etc.

Intuitivamente, muchos padres de gemelos las evitan y es más bien el entorno el que cae en estas trampas.

Del grupo estudiado por Barbara Schave, de las 30 parejas de gemelos, 21 tenían este tipo de relación, la identidad individual. Por tanto, es el tipo de relación que predomina entre los gemelos.

 

Fuente:

Not all twins are alike’, Barbara Schave Klein, Praeger Publishers, 2003

 

Si te ha gustado este artículo te encantará leerEl Gran Libro de los Gemelos“. Escrito por la misma autora, y lleno de consejos prácticos para criar a tus multipeques, es fruto de más dos décadas de investigación, y es el libro más completo sobre la crianza de múltiples ya que abarca desde el embarazo hasta la edad adulta.

 

Si te gusta lo que has leído, ¡Comparte!

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores.

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo