La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

¿Cómo integrar al hermano no gemelo?

Es bueno detenernos una vez más a analizar cómo se siente el hermano no gemelo en una familia con gemelos, mellizos o trillizos.¿Cómo podemos ayudarle a integrarse en una relación tan estrecha?

A veces nos llegan a nuestro site comentarios sobre este tema de adultos, no gemelos que en su infancia vivieron esta experiencia, algo que todavía influye en su vida actual. Lo podemos leer, por ejemplo, en este testimonio:

Soy hermana mayor de gemelos. Esto implica que estás sola, porque no puedes entrar en la relación que tienen los múltiples. Y por ser la mayor, en mi infancia todos estaban pendientes de los bebés, lo cual me hacía sentir más sola aún.

Y ahora, ya adulta, en realidad sigo sintiéndome sola, porque ellos, incluso de mayores, viven en su mundo.

Hace unos años nacieron mis mellizos y puedo decir que ser madre de mellizos es genial. Pero no me planteo tener más hijos, por la situación que me tocó vivir de pequeña”.

Daniela, de 23 años y la mayor de una familia de 4 hijos, cuenta una experiencia similar:

‘Mis hermanos gemelos, idénticos, tienen 3 años menos que yo. Tienen un vínculo muy especial. Lo percibí ya desde muy pequeña. La relación que tienen entre ellos, me encanta y muchas veces he deseado tener también una hermana gemela para tener lo mismo que ellos.

Tenemos otra hermana más pequeña que ellos, pero entre nosotras hay demasiada diferencia de edad como para tener un fuerte vínculo. De pequeña me he sentido muchas veces sola. Y esto influye también en mis relaciones; por ejemplo con mis amigas o mi novio, siempre tengo miedo a que me excluyan.’

¿Es inevitable que el hermano no gemelo se sienta algo solo? ¿Cómo podemos ayudarle a sertirse más integrado en la familia?

¿Es inevitable que el hermano no gemelo se sienta algo solo? ¿Cómo podemos ayudarle a sertirse más integrado en la familia?

¿Es posible evitar tales vivencias? Y, ¿Se puede formar una feliz armonía en la que cada uno se sienta integrado en el conjunto? Conocer los posibles problemas, tal y como leemos en los dos testimonios, es ya el primer paso para evitar la posición solitaria que comentan.

Primero debemos distinguir entre el hijo no gemelo mayor al que le siguen gemelos, y el hijo no gemelo que nace después de los múltiples.

 

El hijo mayor no gemelo

Cuando nacen los gemelos, el primogénito adquiere fácilmente más autonomía. No hay más remedio: tendrá que espabilarse y ser autosuficiente, ahora que sus padres están tan ocupados.

Esto no siempre es negativo. Así, para dar un ejemplo, el niño aprende rápido a comer solo, atarse los cordones… y esto le da una sensación de orgullo y autonomía.

Hay  más aspectos positivos: El vínculo con sus padres suele ser más estrecho que el que sus papás forman con los bebés múltiples. Con los gemelos siempre tienen que dividir su atención, mientras que con él han podido estar a solas, disfrutando de un contacto individual sin restricciones. Y este periodo sigue influyendo en su relación, siendo algo más íntimo que el que forjan con los gemelos.

El mayor, además, puede ser un buen ayudante. Los estudios demuestran que el hijo mayor ayuda más cuando nacen gemelos que cuando nace un solo hijo.

Todo esto no evita que el mayor no llegue a sentirse excluido. Puede sentir celos y retroceder algo en su desarrollo, mostrando conductas que ya tenía superadas, como hacerse pis, pedir el biberón, recurrir al chupete…etc.

Pero al mismo tiempo el mayor puede disfrutar de sus hermanos menores a los que enseña muchas habilidades, como hacer una torre, dar una voltereta, dibujar… En ellos influye también la zigosidad de los gemelos: si son gemelos idénticos (monozigóticos), es más probable que su fuerte lazo dificulte que el mayor se entrometa en sus juegos, por lo que si se trata de mellizos (dicigóticos) probablemente le será más fácil integrarse.

 

El hijo menor no gemelo

Para los gemelos no es tan difícil tener un hermano más pequeño. Ya están acostumbrados a repartir la atención paterna y además, ellos se tienen el uno al otro.

Para el menor tener dos hermanos es una experiencia enriquecedora. Los estudios demuestran que tener hermanos aumenta las habilidades cognitivas del niño, le estimula la imaginación, le enseña a cooperar y también es positivo para el aprendizaje de habilidades sociales.

No obstante, si los hermanos mayores son gemelos, al menor puede resultar complicado entrar en esta relación, sobre todo cuando son gemelos monozigóticos.

 

Consejos para ayudar al hijo no gemelo

Tanto para cuando el hijo no gemelo sea el mayor o el pequeño, los siguientes consejos pueden resultar útiles para evitar que éste se sienta excluido:

  • Procura tener alguna frase preparada para cuando la gente te pregunta: ‘ah, ¡gemelos! ¿verdad? Diles algo como: ‘Si, lo son y él es el hermano mayor /pequeño’. Una madre, con gemelos y un hijo menor con poca diferencia de edad, lo solucionó así, conspirando con sus hijos: ‘No, son mis trillizos’. La gente que conocía su situación, captaba el mensaje implícito y dejaron de preguntar más. Y para los demás, ¿Qué importa una pequeña mentirilla?
  • Dale al mayor algún privilegio, como por ejemplo quedarse un rato más por la noche despierto o salir alguna vez con los papás a solas a cenar, mientras los bebés duermen en casa, al cuidado de una canguro o familiar.
  • Procura que el pequeño disfrute de tiempo a solas con los papás, tal y como lo necesitan los gemelos. Así que el tiempo individual con papá y otro rato con mamá lo debéis organizar para cada uno de los hijos.
  • Opta algunas veces por vestirles a los tres con ropa idéntica o del mismo estilo y más cuando los gemelos suelen llevar la misma ropa. Así el tercero se siente parte de la unidad.
  • Si utilizáis el sistema de ‘un día para cada uno’, procura que el mayor o el menor participe. Este sistema consiste en que a cada hijo se le asigne un día de la semana. Cuando es ‘su día’, él decide sobre el cuento, el programa de la tele… Cuando los hijos tienen poca diferencia de edad, es fácil llevarlo a cabo. Este sistema disminuye las peleas que a diario suelen producirse por hechos como ‘quién le da la mano a mamá, quién puede sentarse al lado de la ventana del coche’, y un largo etcétera.
  • Utiliza siempre sus nombres. En vez de decir: ‘Sí, iremos a la fiesta con los gemelos y Juan’, hay que decir todos los nombres. Utiliza lo menos posible el término ‘gemelos’.
  • No des mucha importancia a las conductas negativas del mayor o del menor. Cuando él intente acaparar la atención de sus hermanos gemelos, es probable que grite o les moleste. Utilizará conductas negativas con tal de obtener su atención. Intenta elogiarle cuando se comporte bien. Por ejemplo, cuando logra jugar con ellos de modo positivo, cuando les invita a su juego…etc. Si no, no solo se siente excluido de la relación entre sus hermanos, sino también criticado por ti por sus intentos de acercarse a ellos. Esto aumenta su sensación de soledad.
  • Explícale a los gemelos cómo es la situación de su hermano pequeño (o mayor). Aumenta su empatía hacia él, preguntándoles: ‘¿Cómo os sentiríais en su lugar?’. Y –muy importante- hazle saber al pequeño o al mayor que entiendes su posición, diciéndole algo como: ‘Te sientes triste (enfadado) porque quieres jugar con ellos y no te dejan, ¿Verdad?’. Sentirse entendido disminuirá su sensación de soledad. Al fin y al cabo no  podrás cambiar la situación de tus hijos: Hay dos de la misma edad y uno de otra, lo cual conlleva a situaciones difíciles. Es mejor hablar de ello y reconocerlo.
  • Sé diplomática para aumentar la conexión entre todos. Por ejemplo, llévate alguna vez a uno de los gemelos con el hijo no gemelo. También uno de los gemelos puede quedarse un día en casa de los abuelos para que los otros dos estén juntos. Y a la hora de dormir, en vez de tener una habitación para los gemelos y otra para el hijo no gemelo, permíteles que hagan turnos o que duerman los tres juntos, por ejemplo en el fin de semana.

Podemos concluir que en una familia con gemelos, mellizos o trillizos resulta más difícil conseguir la armonía familiar. Hay una dimensión extra a la que hay que prestar atención. Pero no es imposible conseguirla. Y vuestro empeño en ello dará, sin duda, sus frutos.

 

También te puede interesar

Tus gemelos, mellizos o trillizos y el nuevo bebé

Tus gemelos, mellizos o trillizos y el nuevo bebé

Tras el post de la semana pasada en el que conté cómo es un embarazo de un solo bebé tras uno múltiple, ahora toca describir cómo el nuevo bebé será...Seguir leyendo →
El embarazo sencillo después de tener gemelos, mellizos o trillizos

El embarazo sencillo después de tener gemelos, mellizos o trillizos

Cuando las mujeres, tras su embarazo gemelar o triple, se plantean tener más hijos, les surge una serie de  preguntas. Una de las cuestiones más acuciantes es: ¿Qué posibilidad tengo...Seguir leyendo →
Esperando mi segundo par de mellizos

Esperando mi segundo par de mellizos

"Mi nombre es Magali, escribo desde Argentina, y soy madre de una niña de 6 años y de mellizos de dos años. Fui madre por primera vez de una niña hermosa,...Seguir leyendo →
Con mellizos de 3 años y pensando en tener otro...

Con mellizos de 3 años y pensando en tener otro...

"Me llamo Águeda y soy madre de mellizos de tres años. Mi historia empieza cuando decidimos que ya es hora de tener un bebé corriendo por casa. Ambos éramos jóvenes y...Seguir leyendo →
Ser hermano de gemelos, mellizos o trillizos

Ser hermano de gemelos, mellizos o trillizos

No podemos negar que el hermano mayor o menor de los gemelos, mellizos o trillizos ocupa un lugar algo difícil en el seno familiar. Como le dijo Javier, 6 años, a...Seguir leyendo →
Un par de gemelas, un par de mellizos... ¡Y tres hijos más!

Un par de gemelas, un par de mellizos... ¡Y tres hijos más!

Llevo casada 19 años con mi marido Jaime y somos padres de 6 preciosas niñas y de un niño. La gente me suele preguntar si me planteé ser mamá de...Seguir leyendo →
El momento perfecto para ser madre no existe

El momento perfecto para ser madre no existe

Creo que nunca le he dedicado tanta energía mental a ninguna otra cuestión como lo hice en su momento para dilucidar cuál era el momento exactamente perfecto para ser madre. No...Seguir leyendo →
Carta a los Reyes Magos de una mamá de mellizos

Carta a los Reyes Magos de una mamá de mellizos

Queridos Reyes Magos, Se dirige a SS.MM de Oriente una mamá de mellizos que se ha portado muy bien este año (aunque no tanto como me hubiera gustado). Dado que vuestro...Seguir leyendo →
¿Sabías que...? Probabilidades de volver a tener un embarazo múltiple

¿Sabías que...? Probabilidades de volver a tener un embarazo múltiple

Muchas mamás me preguntan acerca de las posibilidades que tienen de volver a tener un segundo embarazo de gemelos, mellizos o trillizos. Así que he decidido investigar un poco para...Seguir leyendo →

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores. Si deseas comprar el Gran Libro de los Gemelos desde España o Europa haz click aquí. Si vives en USA o Latinoamérica puedes adquirirlo aquí.

Comentarios (20)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

  1. Uf, la verdad es que te hace plantearte el ir a por otro hijo. Nunca quiere una que un niño se sienta excluído o diferente…

    • Yo por eso pensaba tener dos más ja ja Pero al paso que voy si lo consigo casi le van a ver más como a un hijo que como a un hermano 🙁 Lo mejor es tenerlos a pares, cada uno con su múltiple!

    • Jajajajaja!!! Siempre que me preguntan si quiero tener más y digo que sí, la siguiente cuestión es: Y si vienen otros dos?? Y siempre contesto lo mismo: Pues el carro ya lo tengo.
      Muchísimo ánimo, guapa. Te sigo y sé un poquito cómo va el asunto. Te mando muchísima fuerza, aunque sé que tienes de sobra!

  2. Los mios son muy chiquitos todavía, tienen 4 meses y mi princesa 8 años…asi que ella se siente mas como su mamita. Igual hay celos, ya que fui 8 años solo para ella y ahora me tiene que compartir con dos mas. Besos a todas!!

    • Imagino que tus bebés llamarán un montón la atención por la calle, ¿No? Tengo una curiosidad, ¿Qué respondes cuando te preguntan por los bebés para que tu princesa no se sienta ignorada?

    • Siiii…un monton!! Te paran a cada rato jajaja!! Si estoy con ella la integro en la charla, igual tambien la gente le pregunta a ella como se siente, si esta celosa, si ayuda y un monton de cosas. Gracias a Dios la gente desconocida como la familia nunca la dejaron de lado y siempre la integraron hasta con los regalitos. Aclaro que ella es un Amor de personita que compra a todos con sus besos y abrazos!!!

  3. Cuando tube a mis mellisos mi nena no tenia 2 años.. Ocea q el cuidado y la atencion para los 3 era si se puede decir igual.. Y gracias a Dios nunca se a sentido excluida al contrario son super unidos.. Complices en todas sus travesuras.. Me pregunta en la calle si son trillizos..

  4. Hay muchos pares de hermanos que son muy cómplices aunque no sean múltiples… Creo que hay que insistirles en que todos son hermanos al mismo nivel y batallar con ellos como nos toca hacer con todo!

  5. Pues los mios son tres machotes 😉 los mellis( de un año y 9 meses) con el mayor se llevan un año y 3 meses. La verdad es que ha costado mucho hacer que el mayor no les empuje, no les pegue ni les quite los juguetes. Empezamos a hacerlo sentir mayor desde que vinieron los hermanos a casa. Le digo “Tu tienes que cuidar de que los hermanos no se suban al sofá” por ejemplo y el muy orgulloso en cuanto pongan una mano al sofá me empieza a gritar :” Mamaaaa! El hermano se quiere subir!” y como no los distingue le pregunto :” Cual hermano se quiere subir?” y me dice: ” El hermano de azul!” 😀 Le digo lo bien que lo ha hecho y que es el chivato mas adorable del mundo y se pone de contento… El que yo confíe en el y su padre hace que el cuide más a sus hermanos. Incluso les regaña el:” Muy mal, mano! No se tiran los juguetes! Castigado sin chuches!” Cuando por la tarde bailamos hago que los coja de las manitas y así se ríen todos juntos. Con un juguete nuevo le digo que le enseñe a sus hermanos el nuevo juguete y les explique que es y el contento lo hace. Y así podría escribir hasta mañana. Yo he entendido que la mayoría de las veces somos responsables de ese acercamiento y complicidad entre los hermanos. Cuando una cosa no esta bien echa, no esta bien echa tanto para el mayor como para los pequeños. Aquí los castigos iguales para todos… 😉

  6. Mi caso es particular, tengo mellizos de 2 años varones y un hijo de 7 años, por increíble que parezca y por la diferencia de edad, me he dado cuenta que uno de los mellizos es el excluido, parece que no le interesan los mismos juegos que a los otros 2, que son muy unidos y juegan mucho, parece que el mayor y el mellizo tienen intereses similares y cuando el otro se da cuenta lo que hace es arruinar el juego de los otros, avienta los juguetes y se los empieza a quitar, nose que debo hacer? Hasta hoy lo que hago es ponerme yo a jugar con algo que se que es lo que le gusta y parece funcionar!!

  7. Jajajaja creo q soy yo de quien hablas… Q comentario hice?

    • Está al principio del post, era sobre las dificultades de integrarse con respecto a la relación de los hermanos gemelos

    • Si si lo he estado leyendo… Es q es verdad, ellos van como un bloque y esa relación q tienen es tan especial q no puedes entrar… Lo veo en mis hijos y lo sigo viendo en mis hermanos. P mucho q lo intentemos p ambas partes, mis hermanos y yo me refiero, jamás tendremos una relación de hermanos tal y como ellos lo conciben … Eso es así

  8. Yo no se que consejo dar. .. 🙁 mis gemelos tienen 8 meses y mi hijo mayor 3 años y me siento culpable por no poder dedicarle más tiempo. Ahora es rebelde y hace muchas travesuras.

  9. Pili Serrano dice:

    Hola, yo soy gemela, y tengo gemelos y otro nene, el mayor se lleva con los gemes 22 meses, los gemelos tienen un año y el ” mayor” va a hacer el mes que viene 3 añitos, por ahora son pekes , y claro que el mayor cuando me ve con.los peques se pone un poco celosillo y me reclama mucho, es normal son peques los tres, pero juegan mucho , se rien mucho, hay que tener mucho cuidado por que el mayor sin querer cuando se emociona en el juego tienes que decirle que cuidado que sus hermanos son muy pekes, yo se que la relacion de gemelos es especial, pero creo que influyen muchos factores, la edad, el sexo,en mi caso son 3 nenes, yo lo que hago para que el mayor no tenga tantos celillos pasar tiempo con el a solas cuando mi marido se queda con los gemes, y no hacer un pack de gemelos y hermano, son.los tres hermanos y hago mucho hincapie en eso.

  10. Tengo mellizos macho de 1,5 años y nena de 3 años, uno de los mellizos y la nena son identicos de caracter, gustos, incluso fisicamente si coges fotos de la misma edad. De momento juegan mucho los tres juntos aunque el que es distinto al no tener tanta mala leche acaba dando sus juguetes a los otros… Son increibles, cuando comparten les hacemos una fiesta con aplausos y les encanta jugar a compartir 🙂

  11. Para mi que se lleven tan poco es duro para los padres pero así no hay celos y los 3 juegan y no yace ninguno de mama

  12. Angela Bote dice:

    Me ha gustado mucho el post. Gracias!
    Yo tengo una princesa de 5 años y medio y trillizos de dos y medio, dos niños y una niña. Al principio para ella era más difícil porque siempre era ella y los trillizos pero cada vez hacen mas cosas juntos además las dos niñas están formando una relación muy estrecha la pequeña imita a la mayor en tooodo. Eso a la mayor le hace sentir importante.

    Yo que he tenido 1 y 3 creo que los niños deberían de nacer de dos en dos para ellos desde luego es lo mejor tener siempre al lado un cómplice y compañero de juegos.

  13. mis gemelos tienen 11 meses y la nena grande 8 y los celos cada dia son mas grande ya no se que hacer

  14. Pues sí, es uno de los “contras”, si encima la diferencia de edad son 4 años, como es nuestro caso, pues más aún, porque tardan mucho en estar en la misma división. En nuestra casa yo creo que empezaron a verse como verdaderos pares cuando ella (la peque) cumplió 4, y ellos tenían 8. Su estrategia ha sido siempre aferrarse a mí con unñas y dientes, y después ser también muy autónoma en sus juegos, es una niña que nunca se aburre, siempre encuentra qué hacer. Ahora, que ya tiene 6 y ellos 10 muchas veces hace piña con uno de los hermanos (habitualmente el más infantil, jeje).

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo