La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Pautas para el desarrollo emocional de los niños

Hoy hablaremos del desarrollo emocional de los niños, y os daré algunas pautas para que entendáis mejor como viven ellos las emociones.

Todos los niños van conociendo sus emociones en los primeros años de vida. Desde que nacen, expresan emociones como el bienestar, el dolor o el malestar de modo inconsciente y sin conocer sus términos.

Los gemelos en este aspecto no son distintos a otros niños, pero debido a su estrecha convivencia viven con mayor intensidad emociones como la frustración, el enfado, los celos y –cómo no- también la alegría y el placer.

Saber cómo podéis ayudarles a entender qué es cada emoción, es una buena herramienta ante sus peleas y discusiones.

El niño pequeño conoce cinco emociones básicas: alegría, enfado, miedo, tristeza y vergüenza. Las demuestra en sus conductas. Cómo lo haga depende mucho de su carácter, y también de cómo le eduquéis. Si por ejemplo vosotros gritáis cuando estáis enfadados, lo más seguro es que vuestro hijo también lo haga.

Es muy importante ayudar al niño a identificar sus emociones

Es muy importante ayudar al niño a identificar sus emociones

 

¿Qué me está pasando?

Un niño pequeño aún no entiende sus emociones. Si se enfada, porque su hermano le quita un juguete, no sabe qué es lo que le ocurre. Tampoco sabe muy bien cómo actuar, pero lo hace de modo instintivo y se expresa con en el lenguaje no-verbal; grita, da un empujón, llora, tira del pelo…etc.

Necesita tu ayuda para aprender a conocer (y más adelante a manejar) sus emociones. ¿Cómo? Pues, dando un nombre a lo que él siente por dentro, como por ejemplo: ‘Veo que estás enfadado’. O, ‘veo que estás triste porque se nos olvidó tu peluche’. De este modo el niño entiende qué es lo que le pasa. Para ello es importante que tomes en serio sus emociones y que le permitas expresarlas.

Un comentario como ‘’no llores, no es para tanto’, en realidad no le sirve para nada. Al contrario, si esto se le dijera a menudo, se le enseñaría que lo que él siente, no importa. Es bueno permitirle que esté tímido, triste, enfadado…etc. Educándole así, aprende que lo que él siente por dentro, cuenta. Y tal actitud por parte de los padres aumenta su autoconfianza y autoconocimiento.

 

Poner límites a las emociones

Por tanto, por un lado es bueno respetar sus emociones y permitirle que, por ejemplo, esté enfadado, porque no le diste un caramelo. Pero también a veces conviene poner un límite: estar más de media hora enfuscado en una rabieta, ya es mucho tiempo.

Así que, al rato, cuando ya lleve un buen rato enfadado, es bueno intentar sacarle de su estado anímico con alguna sugerencia. ‘Ven, cariño, vamos a coger la plastilina. ¿Me ayudas?‘ Lo bueno de los niños pequeños es que cambien de un humor a otro en un plisplas.

 

Hablarle en su idioma

En los momentos difíciles (una rabieta, un enfado) es especialmente importante tener en cuenta que nuestro lenguaje a él le resulta deficitario. Rebajarlo a su nivel es sumamente útil. Lógicamente en otros momentos le hablas  demanera normal. Algunas pautas para un lenguaje eficaz con tus pequeños son:

  • Repite su mensaje. Por ejemplo, si el niño no quiere irse del parque le puedes decir: ‘No, no quieres irte’. O: ‘Veo que no quieres irte.’ Esto hace que se sienta escuchado y su protesta disminuye. Si le dices ‘Basta’ o ‘Cállate’, intentas acallar su protesta, por lo que ésta perdura. Si te muestras decidida de que es hora de irse, al momento el niño se irá contigo.
  • Utiliza frases cortas. Las palabras exigen mucha atención del hemisferio izquierdo del cerebro para pensar, pero éste se desmorona en cuanto el niño se enfada. Con un niño menor de 2 años haz frases de 1 a 3 palabras; con un niño mayor de 2 años frases de 3 a 5 palabras. Por ejemplo: la niña da golpes a la puerta de la casa. Dile algo como: ‘Quieres salir. Salir ahora’. ‘Estás aburrida’. Al poner palabras a su emoción (aburrimiento), se calma y le permite entenderse a sí misma. Una vez calmada, sal con ella o distráela con alguna actividad.
  • Sintoniza tu tono y expresión facial con los suyos. Cuando un niño está alterado, es probable que no reconozca las palabras que le dices, pero sí capta el tono de tu voz. Por ejemplo tu hijo se asusta frente a un perro y llora. Le dices en el tono correcto: ‘Ah, ¡Cómo te asustaste!’. Tu tono refleja su intensa emoción. El efecto que se produce es que se siente entendido y reconfortado. En tu cara ve la emoción (el susto) que él mismo acaba de sentir en propia piel. Esto le ayuda a conocer las diferentes emociones.
  • Apela a sus emociones más que a su razonamiento. Muchas veces intentamos que un niño, de pocos años,  nos haga caso con el pensamiento. ‘Cariño, no puede ser, porque ya sabes que se nos hará tarde y que …’. Un niño enfadado o rabioso no puede acceder a la parte racional de su cerebro. Él es pura emoción. Así que transmítele su emoción y espera el efecto de tu mensaje. ‘Si, veo que no te apetece irte ahora… lo entiendo, estabas jugando tan bien, ¿Verdad?’.

El próximo día hablaré sobre las emociones que hay detrás de sus conflictos.

 

También te puede interesar

El juego de los gemelos

El juego de los gemelos

Estaba con mi nieta, de dos años y 5 meses, en una cafetería por la tarde hace unos días. En el lugar  había un rincón para niños con un parque[...]
Descubre a tu ritmo con Fisher Price

Descubre a tu ritmo con Fisher Price

Los primeros años de vida del niño, todo es un continuo descubrimiento. Lo primero que descubre son sus sentidos y es por ello que debemos buscar juguetes que le estimulen[...]
El entorno óptimo para el desarrollo cerebral de tus bebés

El entorno óptimo para el desarrollo cerebral de tus bebés

Los bebés  tienen una curiosidad innata por justo aquello lo que necesitan en aquel momento para un buen desarrollo cerebral. Por ejemplo: en los primeros meses el bebé se fija[...]
¿En qué consiste el método Kumon?

¿En qué consiste el método Kumon?

Ya hablamos en una entrada anterior sobre el origen oriental del método Kumon, y como este fue inventado por el japonés Toru Kumon para ayudar a su hijo con sus[...]
Un cupón descuento de Toys R Us, ¡Y mi propuesta para gastarlo!

Un cupón descuento de Toys R Us, ¡Y mi propuesta para gastarlo!

En las fechas en las que estamos, con la Navidad casi encima, os traigo algo que seguro que os va a venir fenomenal: ¡Un cupón descuento del para Toys R[...]
Ranking de los 10 juguetes más horribles de la red

Ranking de los 10 juguetes más horribles de la red

Si ayer hablábamos de juguetes educativos, hoy hablamos de todo lo contrario. Os traigo una interesantísima selección de los 10  juguetes más horribles de la red (que ya es decir). Mucho[...]
Los mejores juguetes para tus gemelos, mellizos o trillizos por edades

Los mejores juguetes para tus gemelos, mellizos o trillizos por edades

Para elegir bien los juguetes lo más importante es tener en cuenta en qué etapa del desarrollo están tus mellizos, gemelos o trillizos. Esta va asociado a su edad, pero puede[...]
¿Cómo sobrevivir al desorden doméstico generado por los niños?

¿Cómo sobrevivir al desorden doméstico generado por los niños?

Todos vosotros conocéis el panorama de un salón repleto de juguetes esparcidos por todos los lados. ¿Os habéis preguntado alguna vez si este desorden doméstico causado por los niños sirve[...]

Sobre la autora Coks Feenstra

Coks Feenstra, psicologa infantil, lleva desde el año 1995 investigando el mundo de los múltiples. En 1999 publicó el Gran Libro de los Gemelos. También colabora otras publicaciones como Psychologies o Crecer Feliz. Más info en la sección Autores. Si deseas comprar el Gran Libro de los Gemelos desde España o Europa haz click aquí. Si vives en USA o Latinoamérica puedes adquirirlo aquí.

Comentarios (3)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

  1. En nuestro caso mis niñas tienen para 5 años aran en enero es una relación un poco rara amor odio ni contigo ni sin ti…. Se aman se kieren pero conpiten continuamente en todo todo tiene k ser para ellas un poco frustrante estar continuamente así a los demas mellis tb les pasa????

¿Y tú qué opinas?

Comparte esto con un amigo