La tienda en donde todo es doble, ¡Hasta los descuentos!

Mellizos niño y niña: Desarrollo distinto entre 0-3 años

| 7 noviembre, 2014 | 12 Comentarios

Los mellizos niño y niña tienen un desarrollo distinto, al menos en teoría, no sólo porque son personas distintas, sino también por razón de su sexo.

El otro día os comentaba como es ahora cuando empiezo a notar esas diferencias entre mis mellizos, sin que hasta ahora me hubieran parecido significativas, sobre todo en lo relativo a los intereses y el comportamiento.

Hoy voy a enumerar todas esas diferencias que en teoría se deberían haber producido desde el punto de vista científico, así como mi experiencia personal al respecto, para ver cuáles se han cumplido y cuáles no. Y después me contáis vosotros vuestra experiencia :-)

¿Cuánto se diferencian los mellizos de distinto sexo hasta los tres años? Eso es lo que tratamos de averiguar hoy

¿Cuánto se diferencian los mellizos de distinto sexo hasta los tres años? Eso es lo que tratamos de averiguar hoy

 

Mellizos niño y niña durante el embarazo

Según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Adelaida (Australia), los varones crecen con mayor rapidez en el útero, por lo que tienen un peso y una altura mayores en el momento del nacimiento. Por lo visto, este fenómeno también ocurre en el mundo animal.

Sin embargo, esto también tiene una contrapartida para los bebés varones, ya que sus posibilidades de supervivencia son menores, debido a que ellos enfocan sus fuerzas durante el embarazo a crecer y las niñas a sobrevivir, y además se incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular durante la edad adulta.

Es más, parece que incluso de cara al desarrollo embrionario los chicos también son mucho más rápidos, hasta el punto de que atendiendo a este parámetro se podría intuir con bastante certeza el sexo del embrión.

Desde luego, cualquiera que haya seguido mi embarazo puede dar fe de las ganas de vivir de mi hija, que aguantó 22 semanas como una campeona en condiciones muy adversas, y con un crecimiento intrauterino retardado (CIR) muy severo. Si además tenemos en cuenta que mi hija nació con 1.000 grs de peso y mi hijo con 2.200 grs, creo que este postulado definitivamente sí se cumplió para nosotros.

También se dice que durante el embarazo los niños se mueven más y dan más patadas, pero parece ser que no es más que una leyenda urbana sin fundamento científico. En caso de que fuese cierto también se cumpliría, pero más que por razón de su sexo sería por razón de su colocación, puesto que mi hija estaba literalmente acorralada contra la pared uterina, razón por la cual apenas sentía sus movimientos.

Por último, dicen también los expertos que los bebés que más se mueven en el útero son más activos al nacer. En este caso me temo que no cumplimos este supuesto para nada; mientras que mi hijo sólo se movía para tomar teta los primeros tres meses, mi hija dio guerra desde el principio llorando a pleno pulmón, arrancándose la sonda nasogástrica sin parar y hasta sacándose el chupete que le dieron en la Neo para llorar aún más fuerte.

 

Mellizos niño y niña después del nacimiento

Hitos del desarrollo

Dice el refrán que “Girls are talkers, boys are walkers” (las niñas son habladoras y los niños son andadores). La teoría dice que los niños aprenden antes a andar, y desarrollan antes su motricidad gruesa (correr, saltar), mientras que las niñas son más comunicativas, hablan antes y tienden a desarrollar la motricidad fina (ej. sujetar un lapiz).

Por lo que respecta al tema de andar, es cierto que mi hijo aprendió a andar mucho antes que mi hija (con 12 y 18 meses respectivamente), pero también es cierto que ella sujetó antes la cabeza y gateaba mil veces más rápido que él.

Sobre el tema de la motricidad, yo diría que ha sido justo al contrario y, de hecho, se mantiene así hasta la fecha de hoy. Mi hija siempre ha estado muy dotada para actividades como saltar y colgarse de los sitios, ¡Aprendió a hacer una voltereta con sólo nueve meses! Mi hijo en cambio tiene mayor facilidad para manipular y sujetar objetos pequeños.

En cuanto al lenguaje y las habilidades comunicativas en general, el primer año me lo pasé preocupadísima porque mi hija no sonreía, y después porque no señalaba (aquí hay que tener en cuenta también que mi hija tiene un desarrollo algo más lento por las circunstancias de su nacimiento). En cambio mi hijo era mucho más expresivo.

Después, de alguna forma se igualaron, y casualmente mis mellizos dijeron su primera palabra el mismo día y prácticamente al mismo tiempo (¡Agua!). Los meses siguientes parecía que mi hija estaba más adelantada que su hermano en cuanto al lenguaje, pero al final él la alcanzó y yo diría que incluso le ha adelantado, ya que pronuncia bastante mejor que ella. Eso sí, mi hija habla mucho más que mi hijo, ¡pero que mucho más!

Con el control de esfínteres nos ha pasado algo parecido (lo se, os debo un post sobre esto…). Mientras que mi hija parecía mucho más preparada al principio y hasta pedía su pis de forma espontánea, al final ha sido mi hijo quien ha llevado el tema mucho mejor y ha tenido menos escapes.

 

Juguetes para niño y juguetes para niña

El “Manual de Puericultura” de la Asociación Española de Pediatría (vol. 1) afirma que las diferencias entre los niños y las niñas antes de los tres años están más relacionadas con su carácter que con su sexo:

“La verdad es que la diferencia de género entre los bebés y los niños menores de tres años es poco perceptible. Tan sutil, incluso en lo físico, que si no fuera por la ropa o los pendientes que algunas niñas llevan a esta edad, sería casi imposible distinguir si se trata de un niño o una niña.

Les suelen interesar el mismo tipo de juguetes y el perfil de su personalidad es mucho más definitorio de su comportamiento que de su sexo. Por este motivo, a la hora de escoger actividades o juegos, conviene que los adultos se liberen de los tópicos y del peso de la tradición y adquieran lo que les parece que pueda interesarles más. La consolidación de las diferencias psicológicas, emocionales y físicas; tomar consciencia de su propio sexo y apreciar las diferencias con el sexo opuesto lleva su tiempo -años- y no es necesario precipitarlo. Intente que sea el propio niño quien decida si le gusta más jugar con muñecas, coches o con ambas cosas.”

Sin embargo, otro estudio realizado en Uganda con monos sugiere que las distintas preferencias en lo que se refiere a los juguetes tendrían un origen biológico, puesto que las monas jóvenes tienden a jugar con muñecas simulando que se trata de sus crías, mientras que los machos se sienten más atraídos por juguetes como coches.

En este mismo sentido, un estudio realizado con bebés de 18 meses mostró que los niños se sentían más interesados por fotos de vehículos, mientras que las niñas se decantaban más por las fotos de muñecas.

Con respecto a este tema, mi experiencia hasta ahora ha sido que tanto a mi hija como a mi hijo les gustan los mismos juguetes, generalmente juguetes considerados tradicionalmente como masculinos, mientras que las muñecas no le llaman la atención a ninguno de los dos. La cocinita que les regalé, en cambio, les vuelve locos a ambos. Vamos que generalmente coinciden en sus gustos, no se si será por influencia mutua.

Y si hablamos de preferencias más específicas, a mi hijo siempre le han encantado los bloques (dicen que los niños son mejores con los juegos que tienen que ver con habilidades espaciales), mientras que a mi hija le chifla pintar.

 

Desde el punto de vista emocional y del comportamiento

Según un estudio realizado con bebés de 6 meses, los chicos se agitan mucho más que las chicas. Incluso en momentos de frustración en los que el niño y la niña parecían igual de nerviosos, el análisis de sus latidos cardíacos y de su respiración dejaba entrever que los niños se estresan más. Esto en mi casa se cumple al 1000%; las rabietas de mi hijo son muy ruidosas y explosivas, mientras que mi hija se altera mucho menos y en ocasiones muy concretas.

Lo anterior cuadra totalmente con lo que dice Coks Feenstra en el Gran Libro de los Gemelos, sobre que a los niños les cuesta más dominar sus impulsos y reconocer y explicar sus emociones.

También dice Coks en el libro que los niños tienden más a la competitividad y a la rivalidad, mientras que las niñas aprenden antes a cooperar y trabajar en grupo. Aquí tengo que darle de nuevo la razón a Coks porque, efectivamente, cuando junto a mis mellizos con otros niños, mi hijo se dedica a proteger sus propiedades, mientras que a mi hija le atrae mucho más interactuar con los demás.

Una cuestión con la que no puedo estar de acuerdo según mi experiencia, es con la afirmación de Coks acerca de que los niños son más dados a explorar su entorno, sobre todo si hablamos de entornos desconocidos. Mientras que mi hija es una exploradora nata, y como te descuides se larga ella solita sin mirar atrás, a mi hijo le gusta sentirse protegido y fuera de casa se nos pega como una lapa.

Sí que estoy de acuerdo en cambio con que las niñas se sienten más atracción por las personas que por los objetos, y viceversa. De hecho, creo que a mi hijo las personas desconocidas no le gustan demasiado, mientras que mi hija se pone de cháchara con el primero que pasa. Claro que si le das a elegir a mi hija entre una persona y un Ipad… ahí tengo mis dudas :-)

Algunos estudios también sugieren que los niños experimentan menos miedos, y más tarde que las niñas. Aquí tengo que responder con un sí y con un no. Mientras que mi hijo es mucho más miedoso que mi hija para determinados juegos como lanzarle al aire y cosas así, mi hija ya ha empezado con la fase de los miedos, una fase a la que con mi hijo aún no hemos llegado (aunque sí ha tenido algún miedo aislado).

Asimismo, dicen por ahí que las niñas son más sociables y cariñosas. Si me hubiérais preguntado hace 6 meses os habría dicho que apenas había diferencia entre mis mellizos en cuanto a lo segundo pero de pronto mi hija tuvo un cambio radical y, ¡No para de darnos besos y decirnos que nos quiere!

Con respecto al tema de la agresividad, dicen los estudios que los niños tienden a ser más agresivos debido a la testosterona. En mi casa damos fe de ello totalmente, ¡Ya con un año mi hijo le dejó un ojo morado a mi hija después de pegarle con un juguete!

Con respecto al tema del movimiento, unos investigadores canadienses revisaron 46 estudios anteriores, determinando que los niños son normalmente más movidos que las niñas. Aquí nos salimos de la media de nuevo; mi hija siempre ha sido mucho más movida que mi hijo, desde bien pequeñita, mientras que mi hijo es más sedentario.

Lo que sí que empiezo a notar desde hace unos meses es que mi hijo se está volviendo mucho más bruto, especialmente cuando estamos jugando, mientras que antes apenas había diferencias. ¿Será también cosa de la testosterona?

 

También te puede interesar

Factores que influyen en el desarrollo del lenguaje de los gemelos

Factores que influyen en el desarrollo del lenguaje de los gemelos

Hoy quiero detenerme en el tema de los factores que influyen en el desarrollo del lenguaje de los gemelos, mellizos y trillizos. Como sabemos, es este un área en el...Seguir leyendo →
Mellizos de distinto sexo: Características y rasgos psicológicos (II)

Mellizos de distinto sexo: Características y rasgos psicológicos (II)

Con este último post acerca de las características y rasgos psicológicos de los mellizos de distinto sexo, tema visto desde el punto de vista de la niña, termino con esta...Seguir leyendo →
Mellizos de distinto sexo: Características y rasgos psicológicos (I)

Mellizos de distinto sexo: Características y rasgos psicológicos (I)

Hoy hablaremos de los mellizos de distinto sexo, y de aquellas características y rasgos psicológicos que los definen según los estudios realizados por la psicóloga Helen Koch. En entregas anteriores...Seguir leyendo →
Mis mellizos capitalistas

Mis mellizos capitalistas

A estas alturas mis mellizos ya tienen bien definidas sus tendencias políticas. Son unos capitalistas radicales. Nada de centro derecha, ni liberalismo económico, ni eufemismos varios. Ellos son capitalistas. Así...Seguir leyendo →
Mis mellizos, ¡Qué monos!

Mis mellizos, ¡Qué monos!

Últimamente mis mellizos están de lo más monos, pero no de guapos ni de simpáticos, que también, sino en el sentido más literal de la palabra. Tampoco lo digo por el...Seguir leyendo →
El desarrollo cerebral del bebé: Desde el embarazo hasta los 6 años

El desarrollo cerebral del bebé: Desde el embarazo hasta los 6 años

Hoy hablamos sobre el desarrollo cerebral del bebé durante los primeros años. ¿Cuándo empieza a formarse el cerebro? ¿Cómo es el cerebro del recién nacido? ¿Por qué nacemos tan...Seguir leyendo →
Causas del retraso en la adquisición del lenguaje en gemelos, mellizos, trillizos...

Causas del retraso en la adquisición del lenguaje en gemelos, mellizos, trillizos...

El otro día os conté que estaba preocupada porque mis mellizos no me hablan. Cómo podéis ver por los numerosos comentarios que dejaron los lectores, que nuestros gemelos, mellizos o...Seguir leyendo →
¡Mis mellizos no me hablan!

¡Mis mellizos no me hablan!

Pues eso mismo, que mis mellizos no me hablan. Y no penséis que hemos tenido un encontronazo y han decidido retirarme el saludo, ojalá fuera eso pero no, es que...Seguir leyendo →

Sobre la autora Somos Multiples

Madre de mellizos prematuros que un día decidió abrir un blog para compartir su (in)experiencia personal con otras madres. Administradora de Somos Múltiples y de la tienda para gemelos y mellizos Tot A Lot. Adicta a las redes sociales. Más info en la sección Autores.

Etiquetas: , , , , , ,

Categoría: Infancia, Maternidad

Comentarios (12)

Trackback URL | Feed RSS para los comentarios

  1. Excelente artículo! Tengo una nena y un varón de 3 meses recién cumplidos…el varón desde la panza siempre fue más grande que ella..igual están parejos en cuanto al peso. El pesa 6,660 y ella 6,060…los tengo solo a pecho, no les doy complemento…respecto al tema de comunicarse…el es mucho más comunicativo que ella…tal es así q aprendió a decir ajo antes q ella. Y así podría seguir nombrando muchas cosas mas.. Pero como estudiante q fui de Psicomotricdad puedo decirles que el tema de desarrollo es muy relativo..no todos los niños siguen al pie de la letra con lo que dicen los pediatras o libros..cada niño tiene su tiempo…algunos aprenderán determinadas cosas antes de tiempo otros lea costará más..etc. Una vez más me quedo contenta de leer cosas publicadas por ustedes..fueron una compañía durante mi embarazo..siempre los leía!

  2. Nuska dice:

    En general yo si noto muchas diferencias entre mis mellizos. Tienen 20 meses y el niño no para de correr, subir y bajar, lanzar objetos, provocar a los perros para q le persigan…. Todo movimiento. La niña es más tranquila, se sienta a jugar con los puzzles o metiendo piezas y volviendo a sacarlas pero todo sentada. Hablan mucho entre ellos y parece q se entienden y a veces la niña persigue al hermano y otras el se sienta e imita la actividad tranquila q esté haciendo ella. Creo q se complementan muy bien y salvo q tengan sueño y alertan llamar la atención son capaces de realizar sus juegos sin molestarse uno al otro, eso sí no se pierden de vista y a veces hasta juegan juntos a montar un puzzle.

  3. Yo al revés. Mis mellis de 3 meses pesan lo mismo, 6 kilos y la nena aguanta mejor la cabeza y el nene balbucea más. Al resto no hemos llegado. Y también sólo a tetina!!

  4. Mis mellizos van a cumplir 6 meses el día 9, 4 de edad corregida.
    En nuestro caso, el que llevó un crecimiento intrauterino retardado fue el niño. Llegó a ser un CIR IV y nació con 800 gramitos frente a los 1600 de su hermana. El pobre además estaba acorralado así que creo que las patadas me las daba su hermana, y no eran pocas. Salía en todas las ecos más ancha que larga.
    En neonatos dio mucha más guerra el niño. Ella se dejaba hacer y a penas daba un ruido. El crío la liaba con sólo abrir la puerta de la incubadora. A veces al entrar en neonatos y estar lavándome me llamaban para que hiciera el favor de darme prisa y cogerle.
    Los dos aguantaron la cabeza casi perfectamente desde el principio. El niño se giraba sólo mientras hacíamos el método canguro con menos de un kilo.
    Respecto a motricidad fina él va con retraso respecto a su hermana, y en alguna otra cosilla, pero aunque le cuesta hacer las cosas un poco más, luego espabila bastante. Ella empezó a “hablar” antes. No callaba. Pero luego se ve que se aburrió. Su hermano empezó y vaya cómo casca el tío. Y se ríe a carcajadas desde antes que ella que ha empezado hace bien poquito. Antes se reía mucho pero ni un ruido.
    Yo creo que ella gateará antes porque él no está muy por la labor de aguantar boca abajo.
    De peso él sigue siendo más pequeño. Más o menos un kilo. A veces un poco más.
    Y esto es lo que puedo aportar de momento porque aún no hacemos mucho más!!!

  5. Jessica dice:

    Los míos en la barriga ella tenía un retraso de 2 semanas respecto a su hermano y a las 32 dejó de crecer nacieron a las 36, ella 2150g y 41cm, él 2630g y 49.5cm. No sé si es significativo pero el tuvo ictericia y ella no…

    Ella se empezó a poner de pie antes pero él se animó a andar primero, ahora no para ninguno de ellos…

    Ella habla mucho aunque nadie la entiende, él es adicto al chupete, en cambio agua lo dice perfectamente. A él le gusta hacer Torres con bloques, a ella encajar piezas de lego. Ella adora comer solita con las manos a el que le des tu con cuchara. Ahora ell muestra interés en las letras, las arranca del puzzle de suelo y me las trae diciendo el nombre de la letra, cuando lleva mucho rato así su hermano llora harto de ella. Mimosos los dos, ella más desde que han empezado la guarde. El siempre quiere ir cogido de la mano, ella controlando pero suelta

  6. Me enanto tu articulo, y en mi caso durante el embarazo si se movia mas mi niño que mi niña, pero al nacer ella peso 2.500 y el 2.200. Con el tiempo han crecido casi al mismo ritmo y pesado casi lo mismo con poca variación. Es cierto que la motricidad fina la desarrollo primero mi nena, y que el mas ágil siempre ha sido mi niño, también coincido en quea el le gusta explorar su entorno, es ssúper inquieto y quiere ver todo y saludar a toda persona que pasa cerca de el, mientras que mi niña le gusta seguir a su hermano no explora ella sola, y no le atraen mucho los adultos, prefiere no saludarlos, mientras que con los niños es otra historia. Mi hijo si es territorial y mi niña si es cooperativa.

  7. Muchas gracias Laura!, la verdad es que es cierto todo lo que dicen …

  8. Pues en mi caso, con mellizos niño y niña de dos años y medio hay coincidencias y contradicciones, siempre pesaron lo mismo es mas, nacieron ambos con 3,300 Kg y 51 centimetros, la niña era la que mas se movia, pero al nacer siempre fue mas quieta que el. El camino antes de los doce meses mientras que ella camino con 15 meses, aunque ahora estan igualados y ambos se trepan hasta por las paredes!!! El niño es mucho mas colaborativo, ella es mas posesiva y hace mucho mas berrinches que el, ella nacio con un soplo en el corazon que se le fue a los pocos dias, mientras que el siempre fue muy sanito. Lo que mas me sorprende respecto a los juegos es que la niña desde muy pequeña juega con muñecas, pero NUNCA con una, SIEMPRE con dos, es decir su vinculo maternal es con mellizos y no concede la idea de solo tener un “hijo”, me da mucha gracia porque le da el pecho como hice yo con ellos hasta hace tres meses. El niño le gusta mucho jugar con coches y animales de todo tipo… en fin son muy diferentes, como debe ser no? al final son personas distintas.

  9. Carolina dice:

    Buen día!, gracias por tanta información útil. Tengo mellizos de 9 meses y estoy encantada con ellos. Nacieron de 34 semanas con 1,9 kg el varón y 2,1 kg la nena. Ya desde la panza Sofía pesaba más que Basilio y continúan igual… Ella va un poquito más adelantada en su aprendizaje respecto de él. Ella sostuvo su cabecita antes que él y se sentó primero que él. Sin embargo los dos comen bien desde el inicio, duermen bien y conversan poco. Recién ahora están comenzando a balbucear un poco más.
    Mi esposo y yo nos divertimos mucho viéndolos reir a las carcajadas. Ahora que Basilio se sienta bien y solito, encuentran divertido estar sentados jugando sobre una manta y de a ratos comienzan a las carcajadas. Son muy divertidos.
    Gracias otra vez, saludos desde Misiones, Argentina.

  10. Nieblita dice:

    Me ha gustado mucho el artículo. Tenía algunas dudas y más o menos me han quedado claras. En mi caso, estoy embarazada de casi 20 semanas y son niño y niña. Desde la semana 12 nos dijeron que uno de los mellizos presentaba un tamaño menor que el otro, que se correspondía con 1 semana de gestación. Esta diferencia de “edad” se ha mantenido en el tiempo (de momento), nos han dicho que hay que vigilarlo pero que no nos diagnostican CIR. Efectivamente, el más pequeño ha resultado ser la niña, pero también es el más activo de los dos. No para quieta ni un momento, mientras que su hermano es más calmado. No sé como será más adelante pero, de momento, no se molestan y cada uno tiene su “habitación” dentro de mí. Tengo útero bicorne, con dos caviddes y cada mellizo se ha ubicado en una de ellas. Ya veré cómo son cuando nazcan y crezcan, pero me viene muy bien toda la información que encuentro aquí.
    Una pregunta, cuando dejan la cuna y pasan a habitación de niños, los tenéis juntos en la misma habitación o los habéis separados? Tengo esta discusión con mi marido porque él quiere separarlos y yo prefiero tenerlos juntos todo el tiempo que pueda

  11. Carmina Berzosa dice:

    Hola, me ha gustado recordar muchísimas cosas leyendo este artículo. Mi niño y mi niña tienen ya 10 años! En algunas cosas son prototípicos sobre sus preferencias y conductas, y en otras son, sencillamente, ellos mismos. Han jugado indistintamente a todos los juegos a los que han tenido acceso (juntos principalmente) y cada uno se ha desarrollado a su modo. Luego han venido las influencias escolares, familiares, amigos… y ya no sé distinguir lo que es innato de lo que es aprendido.
    Ahora les apasiona todo lo electrónico: Tablet, Wii… y aquí tiene cada uno sus gustos sobre el juego que van a elegir para jugar juntos. Tardan en decidir a qué jugar, lo echan a suertes, pero, sobre todo, discuten y riñen hasta que alguno se sale con la suya… o llega mamá y apaga la tele cabreadísima.
    Sí, lo que mejor hacen es discutir y reñir por cualquier cosa: horario, comidas, juegos, deberes, amigos, cromos, películas, ropa… Ah, pero cuando se separan por algún motivo se echan de menos una barbaridad: Ni contigo ni sin ti.
    Intento ser una estupenda mamá y creo que a veces lo consigo. Pero en lo que realmente soy extraordinaria es como “mediadora de conflictos”.

  12. Marianela dice:

    Tengo 30 semanas de embarazo y llevo en mi vientre a una niña y a un niño:Paulina y Alejandro. Son mis primeros hijos por lo que no sabemos qué nos trae el futuro, lo que sí puedo decir es que esta es la mejor experiencia de mi vida y que tanto mi esposo como yo estamos vueltos locos de la felicidad. Muchas cosas me han dicho: algunas buenas otras no tanto, pero todas ellas vienen dpadres de un solo hijo o bien, padres con hijos en edades diferentes. Por eso unirme a este foro a sido de mucho apoyo para mí. Particularmente este artículo me llamó mucho la atención, por qué hasta la etapa en la que me encuentro me identifico con todo lo que la autora menciona. Antes de saber el sexo de mis bebés, Alejandro siempre dio señales de ser el más grande en cada ecografia, el que tenía (tiene) el mayor espacio y Paulina, a la fecha es la que está más acorralada por su hermano. Ella se mueve menos y Alejandro parece que está en una pista de baile.

¿Y tú qué opinas?